Icfes y Ecaes, en revolcón

Un polémico proyecto de ley, que se presentó el pasado 2 de junio en el Congreso de la República, pondrá a los estudiantes con los pelos de punta.

La iniciativa propuesta por la ministra de Educación, Cecilia María Vélez White, plantea que los exámenes del Icfes y Ecaes (Examen de Estado de Calidad de la Educación Superior) serán obligatorios para obtener el título de bachiller o profesional.

La medida se tomó en cumplimiento de un fallo emitido por la Corte Constitucional el 26 de septiembre de 2007, en el que se ordena la realización de mejoras en la calidad de la educación. La Ministra argumenta que “el requisito de haber presentado el examen de Estado para optar por un título universitario no vulnera el núcleo esencial de la autonomía universitaria, porque es necesario para proteger valores y derechos constitucionales que de otra manera no se pueden alcanzar”.

Hasta el momento ninguna de las dos pruebas habían sido obligatorias para poder graduarse, sólo representaban un requisito para poder acceder a otros estudios. Esta situación cambiaría, ya que el artículo quinto del proyecto establece claramente que “haber presentado el examen de Estado al terminar los programas de pregrado será requisito para obtener el título”.

Por otro lado, la propuesta indica que el Icfes, aunque deberá seguir colaborando con el Gobierno para que los exámenes se realicen de forma independiente e igualitaria, ya no tendrá el monopolio para aplicarlos y, por tanto, el Gobierno podrá encargarlos a otras instituciones. Es decir, que las evaluaciones, al poder ser realizadas por “profesionales externos”, no tendrían que reflejar “sólo una perspectiva oficial”.

Temas relacionados