Pistoleros matan a cuatro personas en una aldea del sureste de Turquía

Varios pistoleros irrumpieron en la aldea de Eskiköy, en la provincia suroriental turca de Bingöl y de mayoría étnica kurda, y mataron a cuatro civiles e hirieron a otros ocho.

Los atacantes reunieron a los vecinos en la plaza del pueblo y dispararon indiscriminadamente sobre los civiles con rifles automáticos. Según los medios de comunicación de Turquía, se trata de un ataque perpetrado por miembros del clandestino Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), pero según la agencia pro kurda Firat hasta ahora no se conoce la identidad de los asesinos.

De hecho, el delegado del Gobierno en la provincia de Bingöl, Irfan Balkanlioglu, aventuró al canal CNN-Türk la posibilidad de que el sangriento ataque a la aldea de Eskiköy podría tratarse de un ajuste de cuentas entre clanes.

Aunque durante los años noventa el PKK utilizó la táctica de matar a los vecinos de las aldeas que no colaboraban con el grupo, se trata de un modo de lucha que los separatistas kurdos no han utilizado desde 1999.

Durante la última semana, casi 50 militantes del PKK han muerto en operaciones militares del ejército turco, mientras que la organización kurda ha matado a 8 soldados, incluido un teniente y dos sargentos de las Fuerzas Armadas.

De acuerdo a la información de las agencias de noticias turcas, en los últimos tres días se lleva a cabo una operación militar a gran escala en las provincias fronterizas con Irak con la participación de aviones de combate turcos y artillería pesada.

El PKK se levantó en armas en 1984 para reclamar la autonomía de los 12 millones de kurdos que habitan en territorio turco y desde entonces más de 35 mil personas han muerto en la guerra no declarada entre fuerzas de seguridad turcas y militantes separatistas kurdos.

Temas relacionados

 

últimas noticias