Policía desactiva 18 artefactos en ciudad india cercana a Ahmedabad

El hallazgo de 18 artefactos explosivos de baja intensidad, que fueron desactivados por la Policía india, hizo cundir el pánico en una localidad cercana a la ciudad occidental de Ahmedabad, donde este fin de semana tuvo lugar un atentado en cadena con 50 muertos y 200 heridos.

“Hemos encontrado 18 bombas y las hemos desactivado todas”, aseguró el comisario de Surat, R.M.S. Brar, citado por la agencia PTI. De todos los artefactos, cuatro fueron hallados en el mercado de diamantes de Surat -esta localidad es conocida como un gran centro donde se pulen piedras preciosas-, y otros fueron encontrados en varios lugares como un árbol, detrás de un puesto policial o cerca de un puente.

“Mucha de la información sobre las bombas ha venido de la gente. Pediría a la gente que esté más alerta y que informe inmediatamente a la Policía si encuentra material sospechoso”, dijo el comisario de Surat, localidad situada en el estado occidental de Gujarat.

Según una fuente del Gobierno de esta región, citada por la agencia PTI, las bombas halladas son un “intento de distraer la atención” del atentado en Ahmedabad.

“Los terroristas no son tontos que permiten a la gente y a la Policía encontrar bombas en cantidades tan grandes. Si hubieran querido golpear Surat, habrían tenido en cuenta los tiempos para que estallaran”, indicó la misma fuente.

Mientras, las fuerzas de seguridad, que continúan buscando más artefactos, investigan si la ciudad sirvió como escondite para los autores de la masacre del sábado en Ahmedabad, la capital regional.

Varias ciudades y regiones indias se encuentran estos días en estado de alerta tras el ataque terrorista, registrado sólo un día después de otro atentado en Bangalore (sur), en el que murieron dos personas y del que se responsabilizó la organización Indian Muyahidin.

Según la agencia IANS, la Policía arrestó a un miembro del Movimiento Estudiantil Islámico de India (SIMI), Abdul Halim, que fue sometido a un interrogatorio.

El terrorismo ha golpeado este año en la India a ciudades turísticas como Jaipur, localidades con importancia económica y tecnológica como Bangalore y otras sensibles como Ahmedabad, donde existen tensiones comunitarias entre hindúes y musulmanes.

Sin embargo, la Policía todavía no ha logrado detener a ninguno de los autores, lo que ha suscitado agrias críticas contra su labor.

Temas relacionados