Subir o mantener tasas de interés: la encrucijada del Emisor

La decisión que hoy se apresta a tomar la Junta del Banco de la República relacionada con las tasas de interés, tiene a sus miembros bien  divididos y en una situación difícil por la acentuada desaceleración de la economía y las presiones inflacionarias y la revaluación del peso.

Dejar en su actual nivel las tasas en 9,75%, es la opción por la cual se inclina la mayoría de miembros del directorio del Banco Central, sin embargo una minoría considera necesario un nuevo incremento para elevarlas hasta 10%, como una decisión para contener la inflación que en los últimos 12 meses, hasta junio, se mantiene por encima del 7%.

El Gobierno, con el ministro de Agricultura a la cabeza, los industriales, banqueros  y los exportadores pide a gritos al Banco que baje los intereses.
 
“El impacto de altas tasas de interés sobre la actividad económica no puede desestimarse. El alto costo del dinero tiene efectos negativos sobre los volúmenes de inversión, el clima de los negocios, la calidad de la cartera crediticia y en general el consumo de los hogares. Las altas tasas de interés son también causa de la revaluación del peso, lo que ha contribuido a la desaceleración de la economía”, dice el Consejo Gremial.

El ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, ha sostenido que si el Banco de la República mantiene el actual nivel de las tasas de interés, es como si las elevará.  Los exportadores se mantendrían más a gusto si se produjera una baja de intereses.
Analistas financieros advierten que las expectativas de inflación no están ancladas, y se puede acelerar el desborde.

Dicen los industriales que “los precios de los alimentos y de la energía mantienen una gran dinámica en todos los mercados del mundo. Contraer aún más la política monetaria probablemente no puede influir sobre los altos niveles de precios de los alimentos ni de la energía, pero sí amenazaría con ahondar la desaceleración”.

Expertos anticipan que si el directorio del Banco Central atiende las recomendaciones técnicas de los analistas de la entidad, debe subir al menos un cuarto de punto la tasa de interés, pero si hace caso a las presiones políticas las mantiene en su actual nivel. Consideran que bajarlas sería un suicidio económico.

 

últimas noticias