Uribe, contra las cuerdas

Liberalismo acusa a Uribe de buscar reelección indefinida y Polo, de buscar prórroga hasta 2012. Renuncia de Vargas Lleras a curul en el Senado pone en evidencia su aspiración presidencial.

Una carta de siete párrafos enviada desde España por el senador Germán Vargas Lleras y dos punzantes dardos de la oposición liberal y del Polo Democrático fueron suficientes para agitar ayer martes el avispero político y poner en evidencia su reacomodamiento de cara a las elecciones presidenciales de 2010.

Vargas Lleras, líder del partido Cambio Radical, el segundo más grande de la coalición uribista, prefirió marginarse del Congreso después de 14 años, con el argumento de que quiere darle aire a la reforma política, moribunda por estos días en la Comisión Primera del Senado. Lo que no dice el texto de su dimisión es que al marginarse del Congreso, Vargas le abre paso a su sueño de jugar como candidato para las elecciones presidenciales de 2010 y pone en tela de juicio la cohesión de las huestes uribistas.

Como si se hubiesen puesto de acuerdo con el congresista bogotano, los líderes de la oposición también enfilaron baterías contra el presidente Álvaro Uribe, a quien pidieron claridad respecto a su interés en una segunda reelección presidencial.

César Gaviria, jefe del Partido Liberal, acusó al uribismo de estar promoviendo una reelección indefinida del presidente Álvaro Uribe, pese a que oficialmente se habla de que ésta será sólo para el período 2010-2014. “Vamos a dar la pelea en el Congreso, daremos la batalla jurídica y política” contra esa iniciativa, dijo Gaviria, quien considera que los argumentos expuestos por la Corte Constitucional para avalar la primera reelección de Uribe dejaron claro que “no se podría buscar en una nueva oportunidad”.

Las sospechas de Gaviria en cuanto a los intereses detrás de la propuesta de una segunda reelección coinciden con las revelaciones que hizo El Espectador hace dos semanas, sobre la redacción de la exposición de motivos del proyecto de referendo que busca avalar, precisamente, esa re-reelección. En aquella oportunidad, los gestores de la iniciativa lo negaron. Ahora es el ex mandatario liberal quien pone el tema sobre el tapete.

Pero ahí no para la tormenta para el Gobierno. El ex magistrado Carlos Gaviria, presidente del Polo Democrático, aseguró que en el uribismo también se está ambientando la idea de buscar una prórroga del período de Uribe hasta 2012, ante la convicción de que la segunda reelección sería tumbada por la Corte Constitucional.

Por los lados del uribismo existe la sensación de que tanta advertencia de la oposición es síntoma de temor ante la inminencia de una nueva derrota en las urnas.

Cierto o no, no deja de llamar la atención que semejantes advertencias hayan salido a flote al mismo tiempo y justo cuando Vargas Lleras decide dejar el Congreso, hecho que marca aún más su distanciamiento de Uribe. Sobre este último punto ya comienzan a hacerse cuentas en el uribismo, pues está claro que el presidente rompió todos los modelos respecto a caudal electoral, pero también lo es que parte de dicho éxito se explica por el apoyo de caciques como Vargas Lleras.

¿Uribe hasta 2012?

La teoría más reciente sobre el camino que tomará el jefe de Estado es la de Carlos Gaviria Díaz, jefe del Polo.

El ex magistrado dice tener claro que Uribe quiere continuar en el poder a como dé lugar y que para eso necesita una estrategia opcional en caso de que la reforma a la Carta Política, que autorizaría tres mandatos seguidos, sea declarada inexequible por la Corte Constitucional, que en 2005 se pronunció autorizando la reelección, pero sólo por un período adicional. Gaviria afirma conocer bien dicha jurisprudencia, por lo que —advierte— hay una “alta probabilidad” de que el alto tribunal se ratifique en su concepto de hace tres años.

Así las cosas, asegurar su permanencia en la Casa de Nariño hasta 2012, y no hasta 2010 como está estipulado, sería para el Primer Mandatario la forma de “llegar al mismo lugar pero tomando otro camino”, según Gaviria.

La particular tesis del ex candidato presidencial no fue bien recibida en las toldas uribistas, en donde algunos reconocieron estar impulsando la segunda reelección, pero no pensando en ampliar el actual mandato presidencial. Carlos García, presidente del Partido de la U, dijo a El Espectador que se encuentra “muy concentrado” liderando la recolección de las firmas que avalarían un referendo para autorizar otra aspiración de Uribe, y que en ningún momento se ha vislumbrado una opción diferente. “Nadie en la coalición ha hablado sobre eso”.


García opina que el argumento de Gaviria no es sólido, en tanto que la Corte Constitucional “ha sido mucho más categórica prohibiendo la modificación de los períodos de los gobernantes, que en el tema de la reelección inmediata”. En igual sentido se pronunció la parlamentaria Dilian Francisca Toro, también de la U, quien recientemente reconoció, en entrevista con El Espectador, que “el Presidente sí se lanzará nuevamente”. Lo más esperado desde todos los sectores políticos del país es que Uribe, por fin, informe cuál será el próximo paso de su vida pública. Sólo así terminarán las conjeturas y se destaparán las cartas.

No hay tercero malo

Desde que en 2004 comenzaron a circular los rumores de la aspiración de Uribe a un segundo mandato, el tema de la reelección se ha convertido en una constante en su gobierno. Para su segundo periodo presidencial, se realizó una convocatoria a referendo para preguntarles a los colombianos si estaban o no de acuerdo con la reelección. La votación fue favorable para Uribe, quien salió reelecto para el período 2006-2010. Ahora el debate se aviva luego de que el mismo Uribe anunciara, en noviembre del año pasado, que se postularía de nuevo en caso de una “hecatombe”. Hasta el momento se han estado realizado labores de recolección de firmas por parte de la Fundación Colombia Primero, para promover un nuevo referendo que permita el tercer mandato.

Para extender período

El penalista Iván Cancino explicó a El Espectador que la extensión del mandato de un presidente se puede hacer únicamente mediante un proyecto de acto legislativo en el que se expliquen las razones de peso para proponer dicha ampliación. La propuesta puede ser presentada por el Congreso, por el pueblo, por medio de un referendo o por el mismo Gobierno. El Legislativo tendría que aprobarlo, pero sería la Corte Constitucional la que daría la última palabra al respecto, autorizándolo o, por el contrario, declarándolo inexequible.

A favor y en contra

"Uribe es adicto al poder y por eso creo que la tesis de Gaviria tiene sentido. El Presidente buscará perpetuarse".

Gustavo Petro, senador

...

"Si se da esa suposición, pasaríamos a ser un Estado totalitario. Hay que respetar a la democracia".

Lázaro Vivero, analista

...

"El Presidente está esperando a que el pueblo defina, a través de un referendo, si lo quiere en el poder".

Dilian Francisca Toro, senadora

...

"La Corte Constitucional es más categórica al prohibir la extensión del período de los gobernantes".

Carlos García, presidente de La U

...

"La Corte podría revisar y reconsiderar la sentencia en la que autoriza la reelección sólo por un período".

Iván Cancino, penalista

...

"Ampliar el período presidencial puede ser el plan B del Gobierno si la reelección no pasa".

Carlos Gaviria, presidente del Polo

Temas relacionados