Un derecho de petición sin una respuesta efectiva

Entre la primera y la segunda semana de octubre de 2008, <strong>El Espectador</strong> hizo una petición verbal al secretario jurídico de la Presidencia de la República, Edmundo del Castillo.

El funcionario delegó el asunto en otra servidora de su oficina, quien telefónicamente argumentó que la información solicitada tenía reserva. Posteriormente, y de manera formal, el 27 de octubre se radicó la solicitud a través de un derecho de petición, al considerarse que la información de la referencia no era de carácter reservado. En la comunicación se solicitó “acceso al sistema en donde se registran los ingresos a la Casa de Nariño o un listado de las personas que ingresaron allí en 2007 y lo que va corrido de 2008”. Sin embargo, en comunicación de noviembre, el general Flavio Buitrago, secretario de Seguridad de la Presidencia de la República, negó la petición de El Espectador.

Temas relacionados