¿Primer ‘guiño’ indígena para Uribe con miras a comicios de 2010?

"El pueblo indígena está con usted", le expresó la líder de una organización aborigen en Cauca.

La Organización Pluricultural de Pueblos Indígenas de Colombia (Opic) le manifestó "toda la admiración y el respaldo" al Presidente Álvaro Uribe.

Esta declaración se dio gracias a "la gestión que ha desarrollado el Mandatario en sus dos periodos de Gobierno".

"Yo felicito al Presidente, y quiero decirle una vez más que el pueblo indígena, con un pensamiento sano de convivencia, está con usted", señaló Ana Silvia Secué, representante de la organización.

La líder de los nativos quiso así resaltar, según ella, la labor de Uribe en la búsqueda de "la equidad, la justicia y la paz".

"Yo doy gracias a Dios porque hoy tenemos un Gobierno de verdad", afirmó la señora Secué, tras insistir en el apoyo de las comunidades que representa.

Esto ha sido interpretado en varios sectores políticos, como el primer 'guiño' que recibe Uribe de parte de los nativos con miras a los comicios presidenciales de 2010.

Declaración completa de la líder indígena

"De verdad que hoy es un día más, donde Dios nos da la oportunidad, y nunca pensamos las mujeres indígenas, especialmente yo, que podía estar frente a nuestro Presidente.

Es un regalo muy hermoso. Me siento gozosa y alegre de tener frente aquella persona tan especial, que un día lo conocimos cuando fue elegido, y que en el segundo periodo en que está, para nosotros es una persona muy importante, porque es la persona que hoy el mundo, a pesar de que rechaza a Colombia, tenemos un gran hombre, como Simón Bolívar. El libertador de la Patria colombiana.

Represento a la Organización Pluricultural de Pueblos Indígenas de Colombia, Opic, que tiene unos diítas nomás de haber nacido, en un lugar tan especial, que es la capital del Cauca, el Coliseo La Estancia, aquí en Popayán.

Somos una comunidad de verdad, que nos ha tocado obligatoriamente ser disidentes de aquellos territorios indígenas, porque hoy no lo niego ni tampoco me da miedo. Antes si tenía miedo, pero ahora no.

No tengo miedo, porque soy mujer y soy madre, y porque nos duele a todas las madres de los territorios indígenas, ver cómo nuestros niños se destruyen por el narcotráfico, por la subversión, y ver la triste realidad que nuestros líderes indigenistas ni siquiera luchan por la convivencia pacífica de esas personas tan especiales que son los niños, que son los jóvenes, que son las señoritas.

Yo doy gracias a Dios, porque hoy tenemos un Gobierno de verdad, que muchos lo han criticado. ¿Pero saben por qué lo critican? Porque nosotros, que somos colombianos, que tenemos la oportunidad de cambiar el país, no lo hacemos y esperamos que lo haga el Presidente, cuando la ley dice que todo colombiano tiene el derecho y la obligación de mantener la paz dentro del territorio colombiano.

Yo felicito al Presidente, y quiero decirle una vez más que el pueblo indígena, con un pensamiento sano de convivencia, está con usted.

Las organizaciones indigenistas nos critican por Internet diciendo que somos uribistas. Yo no lo había dicho, ni lo pensaba, pero hoy declaro delante de la Nación y del mundo que somos uribistas, porque necesitamos presidentes que lideren la equidad, la justicia y la libertad, porque estamos es un país libre con derecho de expresión y de organización.

Nos hemos organizado porque queremos sacar adelante la educación, la vivienda.

Quiero pedirle solamente tres cositas: el reconocimiento de nuestra organización para el ejercicio sano y autónomo de nuestra organización. Queremos desarrollar progreso, porque en el campo hay hambre, señor Presidente; en el campo hay niños desnutridos, ya tenemos niños con tuberculosis en la escuela.

Queremos que usted nos permita que el Departamento no dilate más la aprobación del centro piloto a nivel del Cauca, dentro de los territorios.

Necesitamos urgentemente que el Gobernador del Cauca haga convenios con el Ministerio, para que se estudie muy pronto los estudios etnológicos.

Nosotros queremos vivir en paz, y disculpe que me alargue un poquito, pero a mí me parece tan hermoso yo dejar hoy mis clases de universidad, con tal de yo estar al lado del Presidente. Ese es un regalo de Dios, que nos da.

Gracias señor Presidente. El pueblo nasa, que tiene un pensamiento sano, y que quiere la paz, y que la paz empieza por nosotros mismos, estamos con usted y estamos con aquellos hombres que aman a Colombia y que la defienden.

Y felicito también a todo el Ejército Nacional, porque en los campos nos prohíben hablar del Ejército. ¿Por qué nos prohíben, si el campo antes era sano, por qué hoy tenemos prohibición? ¿Por qué nuestros líderes indigenistas nos dicen que debemos odiar a Colombia, cuando Colombia es la cuna de nuestra vida?

 

últimas noticias

Iván Duque y la nanodemocracia

Murió el exministro Abdón Espinosa Valderrama

Ciudadanía, organizada contra la corrupción