Francis Ford Coppola, un clásico en plena forma

Mientras espera el estreno de ‘Tetro', su película más latina, el cineasta cumple este martes 70 años.

Mientras espera el estreno de ‘Tetro', su película más latina, Francis Ford Coppola llega a los 70 años sumergido en la producción de ‘On the Road', dirigida por Walter Selles.

El director de la saga de ‘El Padrino' disfruta de la privilegiada posición de quien hace lo que quiere en la industria del cine, en un exclusivo triunvirato junto a George Lucas y Steven Spielberg.

Francis Ford Coppola concluyó en España a finales de 2008, ‘Tetro', su última película como director, que también rodó en Argentina; podría decirse que su cinta más latina, pues su reparto cuenta con las españolas Maribel Verdú y Carmen Maura y los argentinos Rodrigo de la Serna, Mike Amigorena, Erica Rivas y Leticia Brédice, entre otros.

‘Tetro' es también parte de la vida del famoso realizador, guionista y productor italo-estadounidense, puesto que cuenta la historia del joven Bennie Tetrocini (Alden Ehrenreich) que se desplaza de Nueva York a Buenos Aires para tratar de encontrar a su hermano desaparecido diez años atrás.

Cuando Bennie se reencuentra con Tetro (Vicent Gallo), se da cuenta de que aquel hermano ideal, su ídolo de la infancia, esconde a otra persona, y vuelve a revivir experiencias tormentosas del pasado, incluido un terrible secreto.

No es que la familia del cineasta, de origen italiano, se caracterice por sus secretos, pero sí por su relación con el cine: Francis Ford (Detroit, Michigan, EE. UU.) nació el 7 de abril de 1939, aunque se crió en las afueras de Nueva York - es hijo de Carmine Coppola, director de orquesta y compositor, y de Italia Pennino, actriz.

De hecho, los Coppola figuran, junto a los Huston, entre las selecta "aristocracia" de Hollywood, como ganadores del Oscar en tres generaciones: Carmine (por la música original de ‘El Padrino II', en 1975), Francis Ford y Sofía (por el guión original de ‘Lost in Traslation', en 2004).

Francis Ford, que se graduó en Teatro en la Universidad de Hosfra y en Cinematografía por la Universidad de UCLA, comenzó como ayudante del productor y director Roger Corman.

En 1963 rueda su primer largometraje para Corman, ‘Dementia 13', basado en un guión del propio Coppola, y a continuación es contratado como guionista por la compañía Seven Arts Productions.

Pronto se hace un hueco en el cine por su excelente trabajo en guiones como el de ‘Paris brule-t-il?' (¿Arde París?, en 1966), con Jean Paul Belmondo, y ‘Patton' (1970), con la que obtuvo el primer Oscar de su carrera.

Paralelamente, consigue sus primeros éxitos como director con ‘The Rain People' (Llueve sobre mi corazón, de 1969), con la que gana la Concha de Oro en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián (norte de España).
Pero a partir de 1972, año en que funda junto a George Lucas la productora American Zoetrope, Coppola encontró el filón que le dio el gran éxito de público y crítica, con ‘El padrino'.

Con esta película Coppola confirmó su talento para el guión - en este caso junto al autor de la novela, Mario Puzo -y también firmó una de las mejores direcciones de actores de la historia del cine.

Éxito inesperado

El resultado de la primea entrega de ‘El padrino' fueron tres premios Oscar: mejor película, mejor guión y mejor actor, este último para Marlon Brando, una apuesta muy personal de Ford Coppola, que peleó con los estudios para que admitieran al díscolo mito de la interpretación.

Desde luego el éxito desbordó sus expectativas: "Cuando filmábamos estábamos muy preocupados de que la película no le gustase a nadie porque era larga, lenta y oscura".

Nunca se le pasó por la cabeza hacer una segunda y una tercera parte: "Quería terminar la película y no tener nada más que ver con gángsteres, pero dos años después el dueño de los estudios Paramount me dijo: Francis, tú tienes la fórmula de la Coca-Cola".

En efecto, la segunda parte, de 1974, tuvo idéntico éxito de público y crítica y más Oscar: seis, entre ellos al mejor director y

mejor película. Por primera vez en la historia de los Oscar, una secuela se hacía con la estatuilla de mejor película.

Autor en esta época del guión de ‘El gran Gatsby', para la versión de Jack Clayton, Coppola se tomó un período de descanso y volvió a romper moldes con "Apocalypse Now" (1979), una historia épica sobre la guerra de Vietnam, en la que vivió un rodaje infernal con un Marlon Brando ahora sí descontrolado, pese a que cobró tres millones de dólares por tres semanas de trabajo.

La crítica fue estupenda, obtuvo tres Oscar y la Palma de Oro del Festival Internacional de Cine de Cannes (Francia), pero los gastos de su legendaria productora, Zoetrope, le obligan a trabajar a partir de entonces como profesional contratado.

Deja su sello en cintas como ‘The Cotton Club', con guión propio, o ‘Peggy Sue Got Married', ambas de 1984, a las que siguió ‘Tucker: The Man and His Dream' (1988), con la que Coppola recupera su estilo para las grandes historias, aunque no la taquilla.

En enero de 1990 los rumores sobre su crisis económica se confirman. El propio Coppola presentó ante un juez de Santa Rosa (California) la suspensión de pagos de su productora Zeotrope Productions, cuyas deudas sumaban unos 28,9 millones de dólares y solicitó la suspensión de pagos en otras dos empresas inmobiliarias, Sophia Properties y Niebum-Coppola Estate.

Sin embargo, ese año de 1990 el cineasta recurre nuevamente al escritor Puzo y a la familia Corleone y dirige ‘El padrino III' con la que completa la trilogía. La película, que obtuvo un gran éxito de taquilla, figuró con siete nominaciones a los Oscar, pero no consiguió ninguna estatuilla.

El éxito se acrecienta en taquilla con ‘Drácula', película mal acogida por la crítica estadounidense y sin embargo, una de las más taquilleras de Europa, que en 1993 fue premiada con tres Oscar de la academia, al mejor montaje de efectos sonoros, mejor vestuario y mejor maquillaje.

Como reconoce en su reciente un libro de memorias la esposa de Francis Ford Coppola, Eleanor, la salvación económica de la familia vino con ‘Drácula': "Repartimos los beneficios y después saldamos todas las deudas que manteníamos desde 1981".

Hermano de la actriz Talia Shire (‘Rocky', ‘El Padrino') y tío de Nicolas Cage, se casó con Eleanor Neil -a quien conoció como asistente de arte en su película ‘Dementia 13'-, con quien tuvo tres hijos: Gian Carlo (1963), Roman (1966) y Sofia (12 de mayo de 1971).

La familia vivió sin duda su peor momento en 1986, con la muerte en un accidente de barco en Annapolis (EE. UU.) del hijo primogénito.

Eleanor relata en su libro el contraste entre esta pérdida y la alegría familiar cuando Sofía -que fue actriz en ‘El Padrino III'- debutó como directora con ‘Las vírgenes suicidas' (1999) y el consejo que le dio su padre: "Siéntate al lado del cámara para que los actores te vean y sepan que tienes el control".

Independencia

Durante su visita a España en 2002 para recoger el premio Donostia a toda una carrera del Festival de Cine de San Sebastián, Coppola, reconocía que "ahora gozo de cierto grado de independencia económica, y después de haberme quemado los dedos arriesgando, puedo volver a mi vocación juvenil".

Eso le da bastante libertad, algo que sólo poseen él, George Lucas, "que ha ganado mucho dinero", y Steven Spielberg, "que goza del favor del público".  "Somos los tres únicos directores que podemos hacer lo que queremos, porque el director de cine no goza de un estatus, siempre debe ser rentable", añadió el director de ‘Apocalypse Now'.

El cineasta explicó en San Sebastián su idea de lo que debe ser el cine hoy día: "Ha llegado el momento de que los artistas dejen de ser empleados y usen el cine para entretener, sí, pero también para plantear preguntas y ofrecer respuestas de la vida contemporánea, porque el cine tiene el poder de potenciar la creación de un mundo de belleza y justicia, debe ayudar a hacer que nos entendamos mejor y enseñarnos a vivir en paz en lugar de querer ganar toneladas de dinero".

Ahora ha vuelto al trabajo como productor ejecutivo de uno de esos grandes proyectos: la versión cinematográfica de ‘On the Road', basada en la famosa novela de Jack Kerouac, el creador de la llamada "Beat Generation" en los años cincuenta del siglo pasado, y que dirigirá el brasileño Walter Selles.

Con sus éxitos y sus errores, Francis Ford Coppola es por derecho uno de los directores imprescindibles de la segunda mitad del siglo XX, y aún tiene cuerda para rato porque, como ha declarado: "Seguiré haciendo una película tras otra mientras pueda caminar".

Temas relacionados
últimas noticias