Nuevo plan de estímulo nipón rondará los US$150.000 millones

Será el mayor plan decidido en la historia de Japón.

El nuevo plan de estímulo económico del Gobierno de Japón rondará los 15 billones de yenes (unos 150.000 millones de dólares) de gasto fiscal, más de lo que se había anunciado previamente.

Esa es la cuantía que ha establecido el Ministerio de Finanzas para el tercer plan de estímulo aprobado en Japón desde que se inició la crisis en septiembre pasado, según comunicó a los partidos integrantes de la coalición gubernamental.

La ampliación del gasto fiscal para el ejercicio de 2009, que comenzó el 1 de abril, incluirá tres billones de yenes (unos 30.000 millones de dólares) de inversión fiscal del Gobierno aunque la mayor parte se financiará mediante la emisión de bonos, de acuerdo con Kyodo.

Será el mayor plan de estímulo decidido en la historia de Japón, uno de los países más endeudados del mundo, con una deuda que supone ya el 197 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Esta semana el ministro de Finanzas, Kaoru Yosano, había señalado que el plan de estímulo superaría el 2 por ciento del PIB de la segunda economía mundial, pero la cifra facilitada hoy es superior pues equivale alrededor del 3 por ciento.

Esta ampliación del presupuesto del ejercicio de 2009 será superior a la realizada en 1998, que fue de 7,6 billones de yenes (75.034 millones de dólares).

Este gasto fiscal de urgencia se une a las dos ampliaciones presupuestarias del ejercicio de 2008 que ascienden a 75 billones de yenes (unos 763.000 millones de dólares).

Con este nuevo plan el Gobierno pretende sacar a Japón de su peor crisis de posguerra, crear dos millones de empleos y aumentar la demanda hasta los 60 billones de yenes (610.000 millones de dólares) en tres años.