Tres anillos de seguridad y 800 uniformados para concierto de Kiss

La entrada al concierto será el mismo día del concierto, sábado 11 de abril, a las doce del día.

La Secretaría de Gobierno, la Dpae y demás entidades del Distrito en coordinación con la Policía Metropolitana de Bogotá, avanzan en la preparación de la logística y las medidas de seguridad para el concierto del próximo sábado en el Parque Simón Bolívar, cuando se presentará la agrupación Kiss.

Tras la realizar una reunión con varios habitantes, líderes comunales y administradores de conjuntos residenciales cercanos al Parque Simón Bolívar, a quienes se les informó el dispositivo preparado para este concierto, se coordinó vincular a algunos miembros de la comunidad al Puesto de Mando Unificado (PMU).
 
Para el concierto de Kiss, el plan policial incluye 800 uniformados que conforman tres anillos de seguridad. Además se contará con un numeroso personal de la Secretaría de Salud, Misión Bogotá, Gestores de Convivencia de la Secretaría de Gobierno y Policía Comunitaria, entre otros, que ayudarán en la coordinación del espectáculo.

Para evitar cualquier tipo de desorden, se garantizará el ingreso prefiltro desde la noche anterior, es decir, el próximo viernes a partir de las 12 de la noche.

Según la secretaria de Gobierno, Clara López Obregón, la idea de este prefiltro es que “si la gente tiene la posibilidad de entrar desde la noche anterior, se va filtrando quienes tienen boletas de los que no, y quedan en un perímetro bastante lejano al parque aquellos que no alcanzaron a comprar la entrada. Estos, a su vez, serán disuadidos para que se retiren y evitar cualquier clase de contratiempo”.

A los miembros de la comunidad aledaña al Simón Bolívar, quienes tenían inquietudes sobre temas como movilidad, seguridad, espacio público (vendedores ambulantes) y contaminación auditiva, se les explicó en cada caso lo que se tiene previsto para este espectáculo.

En el caso de movilidad, en las horas de la tarde de hoy (miércoles 8 de abril) se llevará a cabo un recorrido con varios habitantes de la zona para determinar el posible cierre de algunas vías de acceso al Simón Bolívar.

Debido a los inconvenientes que se presentan con personas que consumen alcohol antes y después de este tipo de eventos, la comunidad ha pedido se analice la posibilidad de que en un área circundante al Parque Simón Bolívar, se implemente una medida de restricción de venta de licor en supermercados, tiendas, cigarrerías y establecimientos similares.

Esta propuesta será expuesta al Alcalde Mayor de Bogotá para el respectivo análisis del equipo jurídico.

López Obregón concluyó que “le explicamos a los habitantes cercanos al Simón Bolívar qué tan preparados estamos para este concierto, todo el alistamiento institucional y policial y hemos atendido varias de sus sugerencias, inclusive para mejorar la realización de este tipo de conciertos; mantendremos con ellos una mesa de trabajo para espectáculos que se realicen en próximos meses”.

Temas relacionados