“Me siento muy cómodo”

Camilo Villegas, 13 en Augusta, quedó satisfecho con su actuación en el Masters.

El colombiano Camilo Villegas brilló con luz propia este fin de semana en el Masters de Augusta, al terminar en el puesto número 13, tras una buena cuarta ronda, luego de hacer una águila en el hoyo 15 y cuatro birdies, que lo dejaron con -3 en el día y -6 en el resultado final.

Fue verdaderamente brillante su actuación en Augusta...

El balance es positivo. Es un campo que había sido difícil para mí mentalmente, quizás por tantos años viéndolo por televisión, viendo las bolas que se ruedan al agua, los putts que fallan, los greens tan rápidos... eso se me fue quedando en la cabeza. En mis primeras dos años, creo que jugué con algo de temor, con demasiado respeto, e inclusive esta vez también la primera ronda. Pero después del 73 del jueves y de analizarlo por la noche, dije: mañana voy a respetar el campo, pero no le voy a tener miedo, y creo que fue ese cambio de actitud lo que me ayudó a tener más confianza y esperemos que ese cambio sea el comienzo de una gran historia para mí en Augusta.

Le pegó bien a la bola, manejó muy bien los greenes, pero ¿cómo manejó la parte mental?

Hay que respetar el campo porque es difícil, porque tiene posiciones de las banderas muy en el borde de lo legal y lo ilegal. Pero hay que tener un poco de frialdad, tomar buenas decisiones y al mismo tiempo hacer swings agresivos. El cambio de actitud creo fue lo más importante, porque jugué más suelto, más libre, con más confianza y eso se vio en los resultados. Quedé muy contento con mi presentación.

¿Cómo vio a Tiger Woods, que terminó quinto?

El campo estaba en muy buenas condiciones, muy bien preparado para un buen espectáculo, y eso fue lo que hizo él. Pero la verdad, uno tiene que estar es enfocado en el juego de uno. Y eso fue lo que yo hice. No tuve un buen comienzo, mucho par y luego cometí un error en el hoyo 12, pero de ahí en adelante fue interesante. Vino una racha, hice un birdie en el 13, un par en el 14, águila en el 15; fui al 16 y metí un putt desde el fondo del green muy difícil; en el 17 pegué un pitching que no tengo ni idea cómo no entró de dos, pues cuando llegué, la bola estaba a una pulgada del hoyo, y en el 18 pensé que iba a hacer birdie para quedar Top 10, pero la jugué un poco agresivo, la bola alcanzó a picar en el borde del green y fallé.

¿Se ve cerca de ganar un grande?

Los Majors son los que enriquecen la historia y todos queremos hacer parte de la historia del golf mundial. Para eso es que trabajo todos los días, me entreno y me preparo física y mentalmente. Ganar un grande es el sueño de cualquier golfista y yo seguiré trabajando para conseguirlo. El año pasado mis actuaciones en los Majors fueron bastante buenas y cada día me siento más cómodo en el Tour, aprendo más de mi juego y a controlar mis emociones. Esto es un proceso, hay que afrontarlo con mesura, con tranquilidad y con tenacidad. Yo creo que todo va por buen camino.


 

¿Qué le falta por aprender?

En el golf nunca dejamos de aprender, tanto yo como el número uno del mundo. Es un deporte que tiene ciclos, tenemos momentos buenos y malos. Es de paciencia, trabajo y muchas horas en el campo de práctica.

¿Y cómo se entrena para mejorar la concentración?

La experiencia es la clave, obviamente yo tengo una persona con la que trabajo ese aspecto. Es un área delicada que puede sonar muy sencilla, pero es compleja, un pequeño pensamiento puede distraerte. ¿Cómo se maneja?, con tranquilidad.

¿Qué tanto caso le hace a su caddie?

Somos un equipo, la relación con Gary Matthews es excelente, lee los greenes de una forma espectacular y le tengo mucha confianza, ha aprendido a conocer mi juego y mi personalidad.

¿Cómo es jugar con Tiger Woods y Phil Mickelson?

Tiger es más serio y Phil conversa un poco más, pero los tres estamos tratando de hacer lo mismo, que es jugar un buen golf, y la verdad, no estamos pendientes de qué hace el otro.

¿Le gustó el triunfo del argentino Ángel Cabrera?

Claro, es un honor para el golf suramericano su triunfo. Lamentablemente no pude hablar con él, pero le mandé un mensaje de felicitación. Es un hombre muy tranquilo, relajado y con talento impresionante.

Todos los medios del mundo dicen que usted es la renovación del golf mundial, ¿cree que eso le da más estatus?

Poco me fijo en esas cosas, porque lo que digan los medios no cambia ni mi forma de ser ni lo que quiero lograr. Es un orgullo representar bien a mi país, pero de ahí no pasa más.

¿Cree que está pasando por su mejor momento?

Me siento cómodo, yo no pienso que es mi mejor momento, sólo sigo trabajo para buscar consistencia.

Temas relacionados