Banqueros proponen acabar retención en la fuente en operaciones bancarias

Insisten en una eliminación gradual del cuatro por mil.

Los banqueros propusieron la eliminación de la retención en la fuente asociada a las transacciones bancarias o cobrarla de manera diferente o por lo menos diseñar mecanismos de transición tributaria realistas para los pequeños empresarios.

la presidenta de la Asociación Bancaria, María Mercedes Cuéllar, explicó que la retención en la fuente, si bien constituye otro mecanismo que fomenta el recaudo fiscal, también entorpece la formalización de la economía y el uso de los sistemas de pago electrónicos.

La dirigente gremial insistió en el desmonte del cuatro por mil de una manera gradual a fin de no afectar las finanzas del Estado. la propuesta se encamina a reducir en dos años el porcentaje del 4 por mil: primero a 2 por mil y luego a cero, de suerte que los menores ingresos sean compensados con ingresos fiscales originados en el uso de instrumentos alternativos de pago.

Las iniciativas del gremio de los banqueros se encaminan a desestimular el uso del efectivo. Revela que existen estudios que sostienen que el elevado uso del efectivo está íntimamente asociado con la evasión de impuestos o con actividades ilegales (falsificación, mafias, guerrillas, ventas de armas y lavado de dinero).

Además que la delincuencia se reduciría significativamente si se logra formalizar la mayor parte de las transacciones financieras.

Otro de los grandes inconvenientes que acarrea el uso generalizado del efectivo se evidencia en los enormes costos de fabricación, manipulación, transporte y almacenaje de billetes para el Banco Central y para los bancos, y también para la sociedad, dice la presidenta del gremio financiero.


"Dentro de ese contexto, el sistemas bancario debería de estudiar la posibilidad de montar una plataforma transaccional especializada en la compra y venta de billetes entre bancos deficitarios y excedentarios de efectivo, que si bien no obvie los problemas de fondo vinculados a la demanda por efectivo, sí contribuye a racionalizar su uso, al reducir los costos de transporte derivados de la asimetría de información existente en el mercado", dijo María Mercedes Cuéllar.

Vigilancia de los sistemas de pago

La Asociación Bancaria propuso, igualmente que sea el Banco de la República la entidad que vigile el conjunto de los sistemas de pagos y sus innovaciones en estas áreas, inclusive aquéllas introducidas por agentes no financieros, teniendo en cuenta su posible impacto sobre los agregados monetarios, la velocidad de circulación del dinero y la política monetaria.

Según la dirigente gremial, los sistemas de pago en el país están integrados por un mosaico de entidades financieras y no financieras que fragmenta el mercado e impide que el supervisor financiero, el Banco Central, e inclusive el Gobierno tengan una visión de conjunto de los mismos.

"El hecho de que no exista unidad regulatoria ni de supervisión, da lugar a arbitrajes normativos o riesgos no cuantificados en estas transacciones, en particular cuando no se dispone de información acerca de volúmenes procesados o de reglas de acceso y funcionamiento. Inclusive, para ciertas operaciones, además, existen captadores u operadores ilegales de giros nacionales como lo reconoce el mismo Estado", explicó la presidente de Asobancaria.

Según los banqueros, el Banco de la República, como agente neutral, podría contribuir a encontrar el justo equilibrio entre normas prudenciales, que protejan la estabilidad de los mercados y los recursos de los usuarios.

De igual manera, los banqueros consideran que el Banco de la República ya cumplió eficientemente su papel como operador en los sistemas de bajo valor y que existe una amplia gama de servicios privados seguros y eficientes por lo cual sugieren que se evalué la posibilidad de desmontar las operaciones del Cenit y del Depósito Central de Valores del emisor.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Industria se recuperó en el tercer trimestre