Levantarían toque de queda para menores de edad en nuevas localidades

Pese a que en los últimos meses cerca de 300 menores de edad han infringido la ley, algunas alcaldías locales evalúan la restricción.

La Alcaldía de Chapinero levantó el toque de queda para menores de edad durante dos semanas, en ese tiempo evaluó que la restricción para los menores de edad era irrelevante si se mantenía la prohibición de la venta de licor en esa zona. Según la alcaldesa de esa localidad, Blanca Inés Durán, los jóvenes no incumplen la norma si no encuentran sitios en donde se patrocine el consumo de trago y estupefacientes.

A partir de este martes, la restricción en este sentido queda levantada; de esta forma, otras localidades en donde opera la norma evalúan los balances de los últimos meses para determinar si el toque de queda para menores de edad deja de regir.

Para el alcalde de Suba, Rubén Darío Bohórquez, no es del todo descabellado la idea de levantar la norma, pero antes de tomar alguna decisión prefiere estudiar qué resultados ha traído la medida en su localidad.

A Bohórquez, le preocupa que se han detectado en los últimos días bares en donde se permite el ingreso de menores de edad muy temprano y de la misma forma salen del lugar a medio día. “El viernes pasado en dos establecimientos de la zona llamados ‘Bahía’ y ‘La Oficina’ las autoridades encontraron a 24 menores de edad consumiendo licor y estupefacientes”.

Este hecho no es el único que afecta a la localidad de Suba, en estos bares también se han identificado casos de prostitución de menores de edad y a niños que ingresan a los sitios con tan solo ocho años.
Por su parte, las alcaldías de Mártires y Barrios Unidos también estudian la posibilidad de levantar la norma.

En uno de los balances del decreto 013 por parte de la Secretaría de Gobierno se encontró que los resultados de la medida son positivos para la ciudad, Clara López, jefe de esta dependencia, manifestó que “Los jóvenes rumberos han acatado responsablemente las normas impuestas por la medida y cada vez son menos los menores encontrados dentro de establecimientos de rumba”.

En los primeros dos meses de aplicación de la norma  se inspeccionaron 1.296 establecimientos de comercio, las riñas se han reducido en un 42% durante los fines de semana, la atención es hospitales ha bajado en un 17% y la accidentalidad disminuyó en un 40%.
 
La Secretaría Distrital de Gobierno y las alcaldías locales realizan operativos todos los fines de semana para verificar que se esté cumpliendo la norma. Hasta la fecha se han sellado cerca de 200 establecimientos por incumplimiento, se han visitado unos 190 clubes, se han encontrado cerca de 300 menores, alrededor de 800 botellas de licor y aproximadamente unas 150 personas han estado consumiendo licor en el espacio público.

Las diferentes alcaldías locales tienen total autonomía para levantar ciertas restricciones e implantar otras si el caso lo amerita. Ahora uno de los objetivos de las localidades en donde funciona la norma es que los sitios, en donde sean encontradas adultos y menores de edad infringiendo la ley, no sólo sean sellados por las autoridades, sino que no se les vuelva a permitir realizar la actividad económica que venían ejerciendo.

Pues se ha encontrado que algunos establecimientos cambian su razón social en repetidas ocasiones para seguir operando sin ningún problema.