Sancionarían de por vida a profesores violadores

No podrán volver a ejercer la docencia en ninguna institución nacional e internacional.

La Secretaría de Educación se pronunció ante las denuncias que hizo la cabildante Distrital, Clara Lucía Sandoval, en las cuales dio a conocer el abuso sexual cometido por parte de un profesor a tres alumnos de un mismo colegio, ubicado en el sector de Piamonte Bosa.

La concejal Sandoval decía que en varias oportunidades se había denunciado el caso, pero que éste no había sido tenido en cuenta por parte de los organismos del Distrito.

Elespectador.com habló con Ángel Pérez, subsecretario de Integración Institucional de Bogotá, quien informó que aquellos docentes que sean responsables de hechos de este tipo no sólo recibirán una condena por parte de la justicia, sino que serán remitidos a las centrales para que nunca más puedan volver a ejercer la docencia en ningún plantel educativo del país y tampoco fuera de éste.

Así mismo, dijo que estos hechos en contadas ocasiones son denunciados ante la Secretaría de Educación, porque tanto los directivos de la institución, así como los padres de familia del menor abusado, prefieren utilizar los mecanismos judiciales para dar a conocer el hecho.

Sin embargo, esta dependencia distrital dice estar monitoreando la educación en los colegios públicos, pues en los privados se tiene personal especializado, propio del colegio, quien realiza seguimientos en este sentido.

Pérez se refirió al caso del profesor que supuestamente violó a tres menores de edad en el colegio de Bosa y dijo que el hecho ya está siendo investigado por la Fiscalía. “Cuando la Secretaría se entera de estas situaciones tiene que hacer unas averiguaciones muy precisas porque no se puede incurrir en especulaciones, pero una vez se comprueba la responsabilidad se llega hasta las últimas instancias”.

El Subsecretario de Educación dijo que no se registra un alto número de denuncias por este hecho; sin embargo, la concejal Clara Lucía Sandoval dice que actualmente existen 542 quejas en este sentido.

Hace un año los concejales Gilma Jiménez, Jorge Durán y Jorge E. Salamanca,  demostraron que los menores se sienten más seguros por fuera de las aulas, que dentro de ellas.

“Más de 100 casos de violencia sexual se reportaron el año pasado, de los cuales 68 fueron cometidos por compañeros de estudio y 31 por profesores. Son cifras preocupantes si se tiene en cuenta que entre 15 y 20 por ciento de los delitos que se cometen en la ciudad no son denunciados", dijo el concejal liberal Jorge Ernesto Salamanca.

"En general, los hechos de violencia sexual en colegios, según la misma entidad, se incrementaron 138 por ciento en los últimos cuatros años", explicó la concejal Gilma Gimenez.

Además, la Secretaría de Educación recibió durante el 2008, 82 denuncias de abusos sexuales cometidos por profesores en los últimos cuatros años, de las cuales 41 fueron archivadas por "falta de pruebas" y 25 más son investigadas.  (Cifras de Medicina Legal)

La concejal Gilma Jiménez, promotora de la recolección de firmas para la cadena perpetua para violadores y asesinos de niños ha dejado claro que este tipo de delitos no deben quedar en la impunidad y mucho menos restarle importancia; por eso desde hace dos años trabaja para lograr que se apruebe esta medida como un proyecto de ley.

Ante este tipo de norma, la Secretaría de Educación no se pronuncia y prefiere estar al margen de las decisiones que se tomen en el Gobierno para así acogerse a ellas; el presidente Álvaro Uribe dijo que la cadena perpetua va a ser manejada por iniciativa popular, la concejal Jiménez celebró el pronunciamiento del mandatario.

Finalmente, la Secretaría de Educación promueve proyectos en colegios públicos en donde se dictan charlas en las que se les explica a los niños cuáles son los comportamientos correctos que deben tener los profesores, compañeros y personas en general. Esto con el fin de evitar casos como el del colegio de Bosa, en donde los niños manifestaron que el docente agresor no era culpable de los abusos porque desde siempre él les había enseñado que esas conductas eran normales.