Barack Obama abre la puerta para enjuiciar torturas de la era George Bush

El presidente de EE.UU. dice que el país perdió su peso moral ante el mundo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dejado la puerta abierta al enjuiciamiento de los altos cargos de la administración de George W. Bush que autorizaron el ahogamiento fingido (waterboarding) y otras técnicas de interrogatorio a sospechosos de terrorismo, calificadas de tortura por grupos defensores de los derechos humanos. Además, Obama ha dicho que las torturas aplicadas en la llamada "guerra contra el terror" llevaron a Estados Unidos a perder su "peso moral" ante el mundo.

Durante una sesión de preguntas con periodistas, Obama no ha descartado que se presenten cargos contra aquellos altos cargos que justificaron los métodos utilizados por la administración Bush."Con respecto a los que formularon esas decisiones legales",

Obama agregó que es una decisión del fiscal general dentro de los parámetros legales. "Creo que en este tema hay una serie de cuestiones muy complicadas", señaló el presidente estadounidense, que ha abierto por primera vez la posibilidad de que los responsables de las torturas sean juzgados.

Recientemente se han hecho públicos los memorandos en los que los abogados de Bush dieron el visto bueno a una serie de métodos de interrogatorio que se usaron contra 28 sospechosos de terrorismo. Las tácticas empleadas van desde la axfisia simulada hasta usar un collar de plástico para mantener a los detenidos sujetos por el cuello a los muros de las celdas de interrogatorio. Obama había declarado que no perseguiría a los miembros de la CIA implicados en las torturas, en lo que parecía un movimiento para cerrar lo que calificó de "un oscuro y doloroso capítulo" de la historia estadounidense.

Los documentos fueron redactados por la Oficina de Consejo Legal del Departamento de Justicia entre 2002 y 2005 y se han hechos públicos tras una demanda interpuesta y ganada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, siglas en inglés).

El vicepresidente durante la administración republicana, Dick Cheney, ha calificado de "exitosas" las técnicas utilizadas para interrogar a los sospechosos de pertenecer a Al Qaeda. Según Cheney, los documentos a los que ha tenido acceso son una prueba de una "buena" actuación de los servicios de inteligencia. "Una de las cosas que me parece un poco alarmante", ha declarado el anterior vicepresidente de Estados Unidos, "es que se hayan hecho públicos los memorandos legales, los memorandos que obtuvo la CIA de la Oficina de Consejo Legal, pero no hayan hecho públicos los memorandos que muestran el éxito del esfuerzo". Cheney ha pedido a la CIA que haga públicos esos documentos "para que el pueblo norteamericano pueda ver lo que obtuvimos y lo que aprendimos, y lo buenos que fueron nuestros servicios de inteligencia".

últimas noticias

¿Qué hace Colombia por los refugiados?