Padres que impidan que sus hijos vayan al colegio serían sancionados

La Secretaría de Educación trabaja en esto para reducir los niveles de deserción escolar.

Para reducir la deserción escolar en Bogotá, la Secretaría de Educación adelanta una serie de estrategias para contrarrestar esta problemática que no está a tono con la masiva entrega de colegios que se ha venido presentando en la administración del alcalde Samuel Moreno.

Desde hace algunos meses, el Distrito trabaja en un programa que consiste en que funcionarios de la Secretaría de Educación se reparten por las localidades más vulnerables de la capital para detectar a jóvenes que deberían estar estudiando y no lo hacen.

La idea es identificar cuáles son las razones del por qué no acceden a cupos estudiantiles en la localidad respectiva. Ángel Pérez, subsecretario de Integración Interinstitucional de Bogotá, dice que uno de los motivos por los que niños y jóvenes no estudian es porque sus padres prefieren que trabajen por su cuenta a su lado para así conseguir más recursos económicos.

Cuando estos padres sean identificados como responsables por no permitir que sus hijos se eduquen, la Secretaría de Educación entraría a actuar imponiéndole algún tipo de sanción.

“Actualmente hay unos 40 mil cupos disponibles, esto se debe a que algunas localidades de la capital son más pobladas por jóvenes que otras. Entonces lo que estamos intentado ahora es no permitir la deserción escolar cuando ya se está dentro de la institución” explicó Pérez.

Concejales de la U también pidieron al Distrito buscar a los jóvenes y llevarlos a estudiar. El concejal Hipólito Moreno dijo que le cuesta mucho trabajo creer que en las localidades más pobres de la capital como Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Usme, Kennedy, Suba y Bosa, hayan todavía cerca de 30 mil cupos escolares disponibles.

“Tenemos 100 mil niños y niñas que no pueden acceder a la escuela por razones diferentes a la falta de un cupo. La extrema pobreza, la necesidad de trabajar, razones de salud, el abandono, la exclusión, la ignorancia de los padres son algunas de las razones que alejan a los jóvenes de la educación” agregó el Concejal.