Distrito invierte $25 mil millones en protección de humedales

En el Día Internacional de La Tierra, el Distrito anuncia el cuidado de 13 humedales.

“Ratificamos nuestro compromiso con una inversión superior a los 25 mil millones de pesos en 2009 para la protección de humedales, para la compra de predios, para cerrarlos y evitar que atenten contra ellos”, señaló el Alcalde Mayor durante un acto simbólico en el humedal ‘Meandro del Say’, en Fontibón, para conmemorar el Día de la Tierra.
 
El mandatario capitalino aseguró que con ello se ratifica el “compromiso de Bogotá con la agenda ambiental  y con todas las demás acciones como mejor calidad del aire, menores niveles de contaminación visual y auditiva, protección de los cerros orientales y descontaminación no solo del río Bogotá sino de todos los afluentes”.
 
Durante el evento, el burgomaestre resaltó además la importancia ambiental de los humedales, que cumplen entre sus funciones la de absorber agua lluvia, evitando así inundaciones. 
 
¿Por qué son importantes los humedales? 

Se estima que el 6,4% de la superficie terrestre, una extensión superior a la de Europa, está cubierta por humedales en los que habitan especies animales, vegetales e hidrófilas.
 
Durante décadas, se ha considerado que eliminar humedales equivalía a progreso, porque atenuaba los riesgos de inundaciones, mejoraba las condiciones higiénicas del entorno y permitía recuperar tierras para la agricultura y otros usos, como el de edificar.
 
Los humedales se han convertido en imprescindibles para obtener agua potable a largo plazo. Por ello, se les conoce como "riñones del planeta", por realizar los procesos naturales de filtración.

Los humedales son reservas de agua, suministro y mantenimiento de su calidad y cantidad, funcionan como depósitos que controlan las inundaciones, estabilizan las orillas y contribuyen a la disminución de la erosión, contribuyen a la descarga de agua hacia acuíferos, ayudando a mantener su nivel y la creación de otros nuevos. Ayudan a la purificación del agua mediante la retención de nutrientes, sedimentos y agentes contaminantes e inspiran la tecnología artificial del tratamiento de aguas.
 
También, contribuyen a la estabilización del clima, son fuentes de producción pesquera y agrícola, constituyen reservas de vida silvestre, ofrecen posibilidades de recreo y turismo y contribuyen a la diversidad biológica y al patrimonio cultural y paisajístico.

 

Temas relacionados