Ordenan captura internacional de Manuel Rosales, alcalde de Maracaibo

Un tribunal solicitó a la Interpol la detención del dirigente opositor, quien está en Lima tramitando un asilo político.

El organismo dijo en un comunicado que un tribunal local acordó la detención de Rosales porque "ha demostrado no poseer voluntad de someterse al proceso seguido en su contra" por presunto enriquecimiento ilícito.

El tribunal justificó la medida de captura de Rosales, también ex candidato presidencial, por considerar que "no ha contribuido con su conducta a la buena administración de justicia, y (la) celeridad del proceso es obligación del juez".

El juzgado capitalino ofició a la policía judicial, al jefe de la Policía Internacional (Interpol) , y al director de la Oficina Nacional de Identificación y Extranjería, para que procedan a la captura del alcalde, dijo el escrito.

El ministro de Relaciones Interiores, Tareck El Aissami, dijo a la prensa que si Rosales no se presenta ante el tribunal "será un prófugo de la justicia, y en consecuencia se activarán los mecanismos que se determinen para su captura internacional".

Rosales descartó el miércoles, desde Lima, que tenga planes de volver a Venezuela por el momento para enfrentar el juicio, y denunció que el proceso iniciado en su contra responde a una orden del presidente Hugo Chávez, a quien se enfrentó en los comicios del 2006.

"No podía complacer, avalar una decisión judicial amañada, manipulada para que disfrutaran atropellándome y metiéndome en un hueco para humillarme, para destruirme, y mucho menos le podía permitir que me asesinaran porque demócrata no se le entrega a dictador", dijo el alcalde en una alocución televisada al explicar las razones que lo llevaron a salir de Venezuela.

"Por eso estoy aquí (en Lima), y seguiremos en la lucha, seguiremos organizando, contribuyendo, respetando por su puesto el estatus que pueda tener, y moviéndome en otros países y en otras instancias" , agregó el dirigente, quien desde el mes pasado se mantuvo en la clandestinidad.

Después de esta alocución de Rosales, el canciller peruano José Antonio García Belaunde lo exhortó a abstenerse de emitir comentarios políticos porque "eso violaría la naturaleza misma del asilo que se pudiera otorgar".

"Perú no puede ser utilizado como plataforma política por ningún extranjero", declaró a periodistas en Palacio de Gobierno.
El canciller estimó que Perú resolverá en un par de semanas el pedido de asilo de Rosales.

Omar Barboza, presidente del partido Un Nuevo Tiempo, del cual Rosales es fundador, anunció a inicios de semana que el alcalde no acudiría a la audiencia porque el tribunal que lo procesa se ha "convertido en instrumento político".

"La entrega de Manuel Rosales no sería una entrega a la justicia venezolana, sería una entrega (al presidente) Hugo Chávez que lo está persiguiendo", afirmó Barboza.

Rosales llegó a Perú desde el 4 de abril, en calidad de turista.

El abogado peruano, Javier Valle-Riestra, informó que en nomre de Rosales presentó el martes una solicitud de asilo político al gobierno de Perú.

Rosales, quien fue elegido alcalde de Maracaibo en noviembre de 2008, fue acusado en marzo por el Ministerio Público de incurrir en el delito de "enriquecimiento ilícito" durante los años 2000-2004, cuando fue gobernador de estado occidental del Zulia.

El alcalde ha rechazado la acusación, y sostiene que el proceso en su contra está basado en "papeles falsificados" y "cosas montadas".

Temas relacionados

 

últimas noticias

¿Por qué tantos niños han muerto en Yemen?

Las polémicas consultas de López Obrador