Esta es mi vida

Mi nombre es Diego Arnaldo Rojas Mota. Nací en Neiva, capital del departamento del Huila.

Tengo nueve años, tres hermanos y llevo dos años viviendo en Bogotá, donde curso quinto de primaria.

Llegamos a Bogotá como desplazados por la violencia cuando nos quitaron nuestra casa. Salimos primero de Puerto Rico, Caquetá, después nos fuimos para Tello, Huila, y de ahí nos vinimos hasta la capital del país. Luego mi mamá fue a las Unidades de Atención y Orientación (UAO) para los desplazados y allí le entregaron un papel para aprender música: así fue como llegué a la Fundación Batuta y ya llevo un año dentro del grupo.

Mis instrumentos favoritos son la tambora, el redoblante y la conga. Disfruto mucho venir a las clases, porque es un entretenimiento diferente que no me aburre.

Antes de entrar a Batuta no era tan feliz como lo soy ahora. Si me dejaban tareas, las hacía en la mañana para no aburrirme, al menos eso me distraía en esas primeras horas del día, pero cuando no tenía que hacer trabajos del colegio me aburría mucho, por eso fue que mi mamá me inscribió en la fundación, que es un programa financiado por Acción Social de la Presidencia de la República.

Cuando entré a Batuta miré casi todos los instrumentos para saber cuál me gustaba más y descubrí la marimba, que ahora es el que más disfruto tocar, pero lo mejor es que en la Fundación también puedo aprender a interpretar otros.

De las primeras canciones que vimos, mis favoritas fueron Cara luna, Yo no fui y Los raspados. Ahora estamos ensayando Micaela y Yo me llamo cumbia.

Las profesoras y Yaritza se han portado muy bien conmigo en este tiempo que llevo aprendiendo a tocar los instrumentos. Eso ha sido importante para mí.

Ahora tengo varios amigos con los que comparto los instrumentos. He ido a varios conciertos y a la gente le han gustado mucho nuestras canciones: nos aplauden, nos traen y nos llevan, a veces en bus escolar cuando el lugar de la presentación queda lejos.

Desde que llegué a la Fundación Batuta comparto con muchas personas y por eso quiero invitar a los demás niños para que se inscriban.

Temas relacionados
últimas noticias