Detienen a ocho militares involucrados en falsos positivos de Soacha

Los uniformados fueron capturados en Norte de Santander, lugar donde fueron halladas algunas de sus víctimas.

Agentes de la Fiscalía General de la Nación detuvieron a ocho soldados de Ocaña (Norte de Santander), acusados de ejecuciones extrajudiciales de jóvenes que habitaban en Soacha (Cundinamarca).

Los ocho detenidos están involucrados en un caso de jóvenes desaparecidos en enero del año pasado y cuyos cadáveres fueron reportados como “bajas en combate” pocos días después.

Los uniformados están acusados de los delitos de desaparición forzada agravada, homicidio agravado y concierto para delinquir, según fuentes de la Fiscalía. Los ocho soldados actuaban en la zona de Ocaña, en el departamento de Norte de Santander, en la misma región en la que fueron hallados e identificados los más de doce cadáveres de los jóvenes desaparecidos en Soacha.

Los detenidos son los soldados Óscar Franco Valderrama, Alexánder Arroyo Rodríguez, Tomás Contreras Duarte, Ulfran Olivo Villa, Daniel Cotamo Lizarazo, Inocencio Abelino Gil González, Medardo Ríos Díaz y Róbinson Álvarez Paba.

La semana pasada había sido detenido el subteniente Luis Francisco Ríos García, comandante de un pelotón del Batallón Santander de esa zona. Según la Fiscalía, los militares y sus cómplices reclutaron con supuestos empleos a los jóvenes que después serían asesinados y sus cadáveres presentados ante sus superiores como “caídos en combate” para recibir beneficios y reconocimientos.

Por los falsos positivos el Gobierno colombiano retiró del servicio activo a 27 militares, de ellos 3 generales, el 29 de octubre del año pasado.

Temas relacionados