Millonarios y Santa Fe empataron 1-1 en el clásico

Con final de infarto terminó el duelo que si bien no dejó ganador, sí metió a Millos en 'cuidados intensivos'.

Si algo le faltaba a la crisis futbolística de los equipos tradicionales de la capital era precisamente un clásico que pudiera determinar, una vez más, la prácticamente eliminación de ambos.

Pero el duelo 255 entre Santa Fe y Millonarios no fue uno más para los registros, pues tuvo los ingredientes adicionales necesarios que le pusieron más ‘picante' a los minutos finales, propios de infarto y no aptos para cualquier persona con problemas cardíacos.

Santa Fe sacó a relucir, en los minutos finales, su ‘garra de león', porque pese a tener dos jugadores menos y a un hombre de campo (Javier Arizala) como portero, terminó con más restos físicos y evitó a toda costa que su valla fuera vulnerada por segunda ocasión.

Sí, es verdad que Millonarios tuvo un gran arranque, que sus jugadores tuvieron más actitud, mayor entendimiento en las salidas y fueron los primeros en provocar varias aproximaciones sobre la portería contraria, en las que incluso hubo dos faltas en el área no sancionadas, pero nada de lo anterior sirvió.

También es cierto que asfixiaron tanto a Santa Fe, que el primer tiempo se jugó casi siempre en el campo albirrojo. Los hinchas albiazules podrán jactarse de decir que tuvieron en esos momentos al mejor Millos de 2009 y justo ante su archirrival. Lo malo, como siempre, es que todo quedó en buenas intenciones.

Poco le sirvió a Millos imponer las condiciones en la cancha, porque sólo pasaron cuatro minutos del segundo tiempo y el que empezó a mandar en el marcador fue Santa Fe. Mario González concluyó, con una linda definición, un rápido contragolpe.

Santa Fe se sacudió del sometimiento albiazul, pero luego no pudo contener las ganas que pusieron los dirigidos por Óscar Héctor Quintabani, quienes al verse eliminados con la derrota, nuevamente acudieron a la fuerza, al empuje y no a la táctica para arrinconar una vez más a su rival.

Fue así como Carmelo Valencia logró engañar estratégicamente al juez central, pues este último sancionó un penalti inexistente, que no sólo provocó la expulsión de Julio, sino el tanto con el que Iván Hurtado (m. 77) le puso las cifras definitivas al marcador.

Los últimos minutos fueron simplemente de infarto. Millos quiso aprovechar el portero improvisado, pero Santa Fe taponó muy bien los espacios, evitó cualquier remate de media distancia y como si fuera poco, no se replegó del todo, pues se fue a explotar los espacios dejados en la zaga albiazul. Tanto así, que en esos segundos finales las mejores opciones fueron ‘cardenales' y no ‘embajadoras'.

Julio Gutiérrez tuvo la última bola de la noche en sus pies y pudo haber sido la que decretara la eliminación azul. Para desgracia del chileno, su mano a mano con José Cuadrado concluyó en un balón que rozó ligeramente el palo.

.
Ficha Técnica:

Santa Fe: Agustín Julio; Javier Arizala, Andrés F. González, Francisco Nájera, Jorge Lozano (m. 3 A. Bernal - m. 29 J. Suárez); Juan Carlos Quintero, Maximiliano Flotta, Mario González, Ómar Pérez; Daniel Néculman (m. 70 D. Torres) y Julio Gutiérrez.
Director Técnico: Hernán Darío ‘Bolillo' Gómez

Millonarios: José F. Cuadrado; Alex Díaz, Efraín Cortés, Iván Hurtado, Rubén D. Bustos (m. 71 M. Rojas); Rafael Robayo, Gerardo Bedoya, Jhonatan Estrada, Víctor Salazar (m. 13 E. Blanco); Carmelo Valencia y Milton Rodríguez (m. 64 L Tejada).
Director Técnico: Óscar Héctor Quintabani

Árbitro: Adrián Vélez (4 pts.)
Amonestados: Arizala, Flotta, Pérez (SFE); Bedoya, Blanco, Hurtado (Mil)
Expulsados: Julio, González (SFE); Estrada (MIL)

Estadio: El Campín
Asistencia: 25.000 espectadores aprox.
Partido: Intenso