El origen de Wolverine con Hugh Jackman

Entrevista con el protagonista de la cuarta entrega de X-Men, cinta que se estrena este miércoles en Colombia.

Aunque es la cuarta entrega de los X-Men, esta película es en realidad el primer capítulo de la historia de los mutantes. En Wolverine los fans descubrirán quién es realmente este legendario mutante, dónde originó su furia y de dónde viene él. Hugh Jackman, el protagonista, es también uno de los productores de la cinta dirigida por Gavin Hood que este 29 de abril se estrena en Colombia.

A 20 minutos de Sidney está la Isla Cacatúa, un lugar donde los convictos eran enviados durante el siglo XIX para vivir el resto de sus días y que sirvió como centro vital de construcción naval y astillero durante la Segunda Guerra Mundial.

Ese lugar paradisiaco es uno de los set de filmación de X-Men Orígenes: Wolverine; película que terminó de filmarse el 20 de junio del año pasado luego de haber pasado por Nueva Zelandia y n Sidney. Según los productores, esta entrega será la más dramática y emocionante porque regresa al pasado para descubrir quién es realmente Wolverine y saber cómo obtuvo esas navajas de hierro y por qué está destinado a llevar una vida conflictiva.

Basada en los cómics de Marvel, esta película tiene un tono más oscuro. Junto con los efectos y la acción ruda y visceral, también hay momentos de humor y por supuesto, una desgarradora historia de amor que explora la lucha de Wolverine con su némesis Diente de Sable, así como sus propias luchas internas.

Durante una escena nocturna, Hugh Jackman está corriendo por una de las cavernosas edificaciones escapando de Víctor Creed/Diente de Sable (Liev Schreiber). A la una de la mañana, después de la intensa escena de persecución el actor se ve alerta y energético. Vestido con una camisa color rojo y jeans, y luciendo las patillas características de Wolverine, ofrece un momento para conversar sobre el personaje.

¿Cuál fue tu motivación para regresar a Wolverine por cuarta ocasión?

Obviamente la cinta es una secuela, así que para empezar eso fue interesante. He hecho tres películas de X-Men pero sentí que nunca habíamos entendido realmente quién era este personaje; había suficiente en él para hacer una película entera: no conoce su pasado y de acuerdo con las películas puede sanarse a sí mismo, así que bien podría tener 150 años. Aunque el tema se trató un poco en X-Men 2, la pregunta sigue ahí: ¿cómo se convirtió en este hombre que tiene esqueleto metálico y garras?

¿Por qué crees que son tan fascinantes la historia y el personaje?

Creo que es una gran historia y mientras más involucrado estoy en el mundo de X-Men y más leo los cómics, más riqueza encuentro en el personaje. Me di cuenta que sólo había rozado la superficie en las películas anteriores, así que nos sumergimos. Tuve más tiempo para prepararme tanto mental como físicamente esta vez y fue genial reunir al equipo indicado. Me encantó.

¿Puedes explicar la historia un poco?

Esta película obviamente trata sobre los orígenes del personaje. Comenzamos cuando él está pequeño, así que creo que a los fans les va a encantar. Lo seguimos desde los diez años aproximadamente hasta antes de X-Men. Ahora, si consideramos lo viejo que es Wolverine, hay mucho tiempo que recorrer.

Hay una parte bastante acelerada de su vida en la película donde está en un cierto número de guerras. Algo que sí sabemos de Wolverine es que ha sido soldado en diferentes guerras, ha luchado para distintos lados. Esa es su esencia.

¿Cómo comienza todo?

La historia comienza realmente con Wolverine y el personaje de Víctor Creed, interpretado por Liev Schreiber. Para los fans, esta parte de la historia va a ser todo un shock, pues los fans siempre se han preguntado si estaban emparentados.

Lo que sí sabemos es que Diente de Sable o Víctor Creed y Wolverine siempre han sido archienemigos, los titanes más fantásticos en combate. En esta cinta comienzan juntos, son hermanos y gradualmente se van separando. Poco a poco el público es testigo de que Víctor Creed une sus fuerzas con el Coronel Stryker -Danny Huston-, quien encabeza un equipo de mutantes que son básicamente los guerreros más poderosos.

También verán en la historia de Wolverine que él hacía parte de un grupo de quizás ocho o nueve mutantes que fueron parte de una fuerza especial que se dedicaban a hacer operaciones especiales, pero que luego se convirtió en un elemento rebelde. Sin embargo, sin importar cuánto trate de distanciarse de ese grupo, terminan volviendo a entrar en su vida."

¿Qué más se aprende de la vida y sentimientos de Wolverine en la película?

Al principio de la película, su vida es relativamente sencilla. Está viviendo como leñador, tan lejos de la gente como le es posible y de su vida como la conocía, con una chica llamada Kayla.

Y está realmente, debo decirlo, enamorado. Ha encontrado alguna paz por primera vez en sus 150 años en el planeta. Y entonces esa paz es completamente interrumpida, destrozada es la mejor expresión, por Stryker.

Para aquellos que no están muy familiarizados con el personaje, ¿quién es Stryker?

Es el más grande de los manipuladores. No es un mutante, es humano pero sabe cómo obtener lo que quiere de la gente. Su relación con Wolverine siempre ha sido tensa y al mismo tiempo de algún modo hay un afecto entre ellos.

¿La película está dirigida sólo a los fans de X-Men?

Creo que la historia de Wolverine es relativamente universal: es un tipo que está en guerra consigo mismo. No creo que todos luchemos con nosotros mismos a ese grado, pero creo que todos tenemos esa batalla constante día a día.

Y para él, es una lucha entre ese lado humano controlado y el lado caótico, animal. Todos podemos identificarnos con eso, es algo que se va atenuando generalmente a medida que nos vamos haciendo adultos pero es algo muy presente para los adolescentes cada día: se sienten distintos, se sienten aislados, se sienten enojados y no están seguros del porqué. Les han dicho cómo tienen que actuar y no sienten que quieran actuar de esa forma. Creo que por eso es que X-Men ha enganchado a los adolescentes de todo el mundo.

Pero Wolverine es muy humano, ¿no?

En nuestra historia, el amor hace a Wolverine más humano pero su ira o furia lo hacen ser más como animal, son fuerzas elementales. Y creo que eso es algo, no importa de dónde seas, si de Japón o de Inglaterra o Australia o América, con lo que todos los públicos pueden identificarse.

La otra cosa de Wolverine que es grandiosa es que es un poco heroico. Me parece por mis viajes alrededor del mundo que estos personajes son queridos, no importa de dónde vengas o quién seas. Con pocas excepciones, digamos Superman, la mayor parte del tiempo nos gusta que nuestros héroes tengan un lado oscuro. Eso nos hace sentir que algún día podríamos ser un poco como ellos.

¿Hay también momentos de ligereza?

Wolverine es intensamente humano así que también le gusta divertirse ocasionalmente. Creo que la gente va a descubrir que finalmente esta película es como un emocionante juego mecánico, una montaña rusa completa. Y es muy divertida.

¿Cuánta acción hay en esta ocasión?

Lo que es genial de hacer esta película e interpretar el papel de Wolverine es que sin importar lo que le esté pasando, siempre se divierte con ello. Eso viene directamente de los cómics. Aún en los momentos más difíciles siempre tiene una frase graciosa o una respuesta humorística. Más importante aún, siempre hay acción. Hay mucha acción en ésta - muchas peleas obviamente y todas ellas diferentes tipos de peleas. Hay nuevos mutantes que nunca antes habían sido vistos. De hecho, hay un armario entero, fresco, repleto de nuevos mutantes que sale a la luz. Así que creo que para los fans eso será muy divertido.

En cuanto a las peleas, son muy viscerales, sientes que eres parte de ellas, que estás dentro. Creo que si ves los videojuegos actualmente, la forma en que funcionan para los jóvenes es que sienten que están adentro controlándolo todo y ese es el estilo que intentamos.

¿Cuáles fueron algunas de las secuencias de acción más difíciles?

Wolverine tiene por lo menos 10 batallas importantes en esta película, por lo que déjame decirlo honestamente, me patean el trasero bastante. No estoy diciendo que pierdo todas las peleas pero teníamos que hacerlo dramático y teníamos que hacerlo interesante. Así que hay muchos golpes y palizas y reveses contra las paredes.

¿Hubo verdaderas lesiones?

Bueno, cuando Liev y yo empezamos a ensayar juntos sabíamos que nos íbamos a golpear; eso era un hecho. Sólo era cuestión de saber cuándo. Entonces ahí estábamos, habían pasado 30 minutos de nuestro primer ensayo y lo descuento, totalmente por accidente. Le doy una bofetada en la cara y me dice: "Bueno, ahora te debo una" pero no te preocupes, me la pagó, y bien y bonito.

¿Los dos se lastimaron?

Por supuesto que te lastimas y magullas un poco, pero no lesiones serias, afortunadamente. Esa es una batalla constante en este tipo de películas. Quieres que se sienta real sin lastimarte y veamos las cosas como son, soy de Australia. Es una cuestión de orgullo para nosotros. Si no puedes salir de una escena de acción sin algunos moretones, sientes que ni siquiera has terminado el calentamiento.

¿Por qué querías que Gavin Hood dirigiera la película?

Quería un director que verdaderamente supiera crear una gran historia y que fuera bueno con una cámara. Cuando vi la película de Gavin, Tsotsi, supe que sería genial para dirigir Wolverine porque quiero que a la gente le interese la historia y que sienta algo realmente al ver esta película. Gavin tiene una fuerza interna y es un gran líder, pero sobre todo para mí se trata del corazón y de la historia y del personaje."

¿Qué tan emocionante es producir la película con tu propia compañía?

Es fantástico; se siente como un increíble honor. A medida que ha avanzado la serie de X-Men, he descubierto en Fox a socios increíbles. No he hecho muchas películas, he actuado tal vez en 15 películas, pero he sido un agudo observador del proceso y tal vez soy el hijo de mi padre.

Temas relacionados