América Latina en busca de la conexión

Los gobiernos de la región son conscientes de que las telecomunicaciones tienen un rol fundamental en el desarrollo económico de sus países.

A partir de la década de los '90 las telecomunicaciones empezaron a copar las agendas de los gobiernos de América Latina, aunque de forma precaria -y de acuerdo a las tecnologías de la época- las medidas apuntaron a la apertura de los mercados y a permitir el ingreso de nuevos servicios.

El 17 de mayo se celebró el Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información y en ese contexto la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señaló la necesidad de aumentar el uso y acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), capacitar a los usuarios, y generar aplicaciones y contenidos, por su impacto para el desarrollo y la inclusión social.

Es que los Gobiernos han tomado conciencia respecto de los beneficios que las telecomunicaciones son para el crecimiento de sus economías y el desarrollo de sus países. El desafío es ampliar la cobertura, mejorar el servicio y reducir la brecha y aumentar la inclusión de los sectores de menos recursos. En esos sentidos, pese a los avances y las inversiones que se realizan en el sector, aún quedan tareas pendientes, tanto en recursos como en el ámbito regulatorio.

Para Mario Cimoli, jefe de la Unidad de Innovación y Tecnología de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la Cepal, "la mayoría de los países de la región ya tiene este tema dentro de la agenda pública. Sin embargo, los grados de avance son bastante heterogéneos, ya que mientras en algunos países se están implementando reformas específicas en materia de uso del espectro, numeración, portabilidad numérica. En otros recién se está discutiendo cómo enfocar estos temas" explicó a AméricaEconomía.com.

Los avances. América Latina ha realizado importantes esfuerzos en el desarrollo del acceso a las TIC, lo que se ha notado principalmente en la penetración de telefonía móvil, no obstante, "a pesar de estos esfuerzos, la brecha digital se incrementa cuando hablamos de tecnologías más avanzadas, como por ejemplo Internet de banda ancha, cuya tasa de penetración en la región es de 3% de la población versus 22% un en Europa".

Y explicó que por sus diferentes niveles de desarrollo, los países de la región muestran bastante heterogeneidad en cuanto al acceso a las TIC. A 2007, según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), los países de América Latina que presentan mayores niveles de penetración de servicios de telefonía fija, móvil e Internet son Brasil, Chile, México y Argentina.

En cuanto al nivel de penetración de banda ancha estos países registran tasas de 4% para Brasil y México, y 8% y 7% para Chile y Argentina, tasas por encima del promedio regional.

"Al interior de los países, la brecha digital se hace más preocupante. Esta brecha es determinada por condiciones socioeconómicas, tales como el nivel de ingresos y la educación, así como por aspectos de ubicación geográfica", explicó el experto.

Según datos del Observatorio para la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe (Osilac) de la Cepal, el acceso a Internet en los hogares del segmento más rico de la población supera en 30 veces al acceso del segmento más pobre (en 11 de 14 países para los cuales se dispone de datos). Por ejemplo, en el caso de Brasil en 2007, en el quintil 5, el 52% de los hogares posee Internet, en contraposición con el quintil 1 que apenas alcanza el 2%.

El promedio de acceso a computador en los hogares de áreas urbanas es nueve veces más alto que el acceso a computador en los hogares de zonas rurales. Por ejemplo en Perú la tenencia de computador en los hogares urbanos es de 21% en 2007, en tanto que en los hogares rurales esta tasa alcanza el 1%.

Según el ranking de infraestructura 2008, realizado en conjunto por AméricaEconomía Intelligence y la consultora CG/LA, los puntajes en telecomunicaciones mejoraron en forma significativa en todos los países. Aunque los resultados siguen siendo dispares, mientras Brasil, Chile y Colombia lideran los conteos, mucho más abajo están países como Bolivia y Ecuador.

El rol del Gobierno. Las telecomunicaciones es el sector de la infraestructura que presenta mayor participación de privados. "Tiene un rol fundamental en el desarrollo, ya que es el actor que realizada inversiones significativas, tanto en el despliegue de infraestructura como en la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías y servicios", explicó Simoli.

Sin embargo, detalló que la tendencia parecería ser la liberalización de mercados y la eliminación de barreras artificiales de ingresos a los mismos, privilegiándose las políticas de competencia. Asimismo, la implementación de políticas de acceso compartido en las zonas en las que por condiciones ya sea de oferta o de demanda se requiere de una intervención más directa del Estado.

El Estado ha adoptado más bien un rol complementario al del sector privado y orienta sus actuaciones principalmente a la supervisón y regulación de la provisión de los servicios. "Hay zonas rurales en las que existen importantes limitaciones tanto de oferta como de demanda, que limitan el acceso a los servicios de telecomunicaciones. En tales casos, se plantea la posibilidad de la intervención pública para el financiamiento directo de infraestructura y provisión de servicios", agregó el experto.

En esa línea, las políticas públicas adoptadas en telecomunicaciones tienen dos aspectos, por un lado las políticas regulatorias y de competencia, y por otro lado las políticas públicas asociadas al tema de acceso universal, que buscan principalmente promover el acceso equitativo de la población a estos servicios.

Según precisó Cimoli, respecto al segundo aspecto "muchos gobiernos de la región están trabajando en la revisión de sus políticas en cuanto a la redefinición de los servicios a los que se busca tener acceso, y al establecimiento de mecanismos de financiamiento para la provisión sostenible de los servicios en sectores vulnerables de la población".

Y agregó que la tendencia en el sector de las telecomunicaciones es la del despliegue de redes de nueva generación e implementación de servicios convergentes que utilizan a Internet como principal plataforma. Sin embargo, la crisis económica mundial, podría ralentizar la implementación efectiva de las mencionadas redes y servicios.

Cimoli es categórico: "La evolución del sector dependerá en buena medida de la situación y salud financiera de las empresas del sector y de las políticas públicas que se adopten en esta materia".

142135

2009-05-22T18:00:12-05:00

article

2009-05-22T18:00:12-05:00

none

AmericaEconomia.com

Economía

América Latina en busca de la conexión

40

6804

6844

Temas relacionados