Polémica en Argentina por cifra de contagiados con gripa AH1N1

El nuevo ministro de Salud dijo que hay 100.000 infectados. La presidenta Cristina Fernández lo negó.

El aumento en el número de infectados por la gripa A en Argentina, que podría llegar a 100.000, según admitió este viernes el ministro de Salud, y la confusión sobre cifras precisas de víctimas mortales dispararon la polémica por el manejo político de la enfermedad y las críticas contra el gobierno.

“Desde la semana epidemiológica cuando empezó a circular el virus (AH1N1) en nuestro país hay aproximadamente 100.000 registros”, dijo este viernes el ministro de Salud, Juan Luis Manzur, en presencia de la presidenta, Cristina Fernández, durante una visita a un hospital de atención a casos graves de gripa A.

De esta cifra, 2.800 casos han sido confirmados en laboratorios, agregó el ministro, que insistió en que, hasta el momento, la gripa A ha dejado 44 muertes en el país. Minutos después y para sorpresa general, la presidenta, en una improvisada y breve rueda de prensa conjunta con su ministro, llamó a la “responsabilidad” y la “prudencia” y expresó su malestar por la difusión de las cifras facilitadas por Manzur, quien apenas hace 48 horas tomó posesión del cargo.

“Las medidas se van tomando en la medida que son necesarias”, señaló Fernández, quien, por ahora, ha dispuesto ampliar las vacaciones en el sector educativo y dar licencia a trabajadoras embarazadas y grupos de riesgo para reducir las posibilidades de contagio.

Las estimaciones oficiales contrastan con los cálculos de organizaciones profesionales y ONG, que multiplican el zarpazo de la enfermedad y atribuyen la explosión del brote a la falta de previsión y al mal manejo político.

Para el presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa),  Jorge Yabkowski, el número de víctimas “duplica con seguridad” a los 44 confirmados por el gobierno. “El problema es que no hay conducción de la epidemia en Argentina, por lo que hay muchas muertes que no fueron comunicadas.

Hay un gran déficit de información y de confirmación por parte de las autoridades nacionales”, denunció en declaraciones a Efe. Según Yabkowski, la crisis se agrava por la falta de tratamiento para todos los afectados “y eso impactó en la mortalidad porque solo se trató a los casos graves”.

El ministerio de Salud anunció este viernes la distribución de unas 300.000 dosis de antiviral, que se completarán con otras 500.000 la próxima semana. Tomás Orduna, jefe de Servicio de Medicina Tropical del Hospital Muñiz, admitió este viernes a Efe que el sistema sanitario está desbordado por la demanda de pacientes y por el nivel de bajas laborales en el sector salud.

“Ante la urgencia respondemos con todo el personal, lo que ocurre es que hay personal enfermo, embarazadas, personal con factores de vulnerabilidad, con hijos o familiares enfermos... y hay que correrlos de la atención a los pacientes”, apuntó.

De acuerdo con medios locales, la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, que renunció tras los comicios legislativos del domingo en los que el oficialismo resultó derrotado, había recomendado hace dos semanas a la presidenta declarar la emergencia sanitaria.

“Ella debió haber renunciado en ese momento y no esperar el resultado de las elecciones, evidenciando una maniobra especulativa que terminó costando vidas humanas”, afirmó Federico Paulino, dirigente de la Asociación de Médicos de la República Argentina.

En medio de la polémica, un abogado denunció ante la Justicia a Cristina Fernández y su esposo y antecesor, Néstor Kirchner, por su supuesta responsabilidad en la propagación de la enfermedad y por no haber postergado las elecciones del domingo en vista a la situación sanitaria.

Además del impacto sanitario, la psicosis provocada por la expansión de la gripa ha comenzado a afectar seriamente a la economía y podría provocar una contracción de entre el 0,3 y el 0,9 por ciento, con pérdidas que podrían llegar hasta los 30.000 millones de pesos (unos 7.875 millones de dólares). Argentina sólo es superado en la estadística de muertes provocadas por la pandemia por Estados Unidos (170) y México (119).

Temas relacionados

 

últimas noticias