Roddick se enfrentará a Federer en la final de Wimbledon

El norteamericano hundió la ilusión del R.Unido de ver a un británico en final de Wimbledon.

El estadounidense Andy Roddick se deshizo de Andy Murray en cuatro sets y destrozó la ilusión que el Reino Unido había puesto en que su nuevo ídolo pudiera acceder a la final del torneo e intentar así la proeza de que convertirse en el primer británico en ganar Wimbledon en los últimos 76 años.

El partido estuvo tremendamente equilibrado durante las tres horas y siete minutos que duró el duelo, algo que reflejó también el marcador, que acabó con un ajustado 6-4, 4-6, 7-6 (7) y 7-6 (5) con dos “Tie-breaks” incluidos que provocaron un aumento de las pulsaciones en más de uno.

En la pista se pudieron ver muchos peloteos largos, aunque fue Roddick, sexto cabeza de serie, quien buscó continuamente subir a la red -a veces de forma infructuosa- mientras que su rival cometió varios errores de bulto al devolver las dejadas del estadounidense, en un toma y daca continuo.

Las estadísticas también son ejemplo de lo parejo que estuvo el partido: los 20 “aces” de Roddick -quien cuenta sin duda con uno de los mejores primeros saques del torneo, ya que llegó a los 230 km/h- fueron superados por los 25 de Murray.

En el apartado de errores no forzados, el estadounidense cometió 24 frente a los 21 del británico, quien espoleado por su público no dudó en gesticular y hacer patente su estado de ánimo durante todo el partido.

La pista Central del All England Club registró un lleno prácticamente absoluto y se mostró entregada a su joven ídolo, al que animó constantemente -y no sólo durante los descansos entre juegos-, aunque tampoco dudó en reconocer el mérito de Roddick cuando el punto lo merecía.

La ilusión por que un británico pudiera llegar a la final y lograr vencer en Wimbledon, algo que no ocurre desde que lo hiciera Fred Perry en 1936, ha servido de acicate para que tanto el público como la prensa del Reino Unido hayan seguido minuciosamente las evoluciones de Murray desde que comenzó el torneo.

El estadounidense se hizo con el primer set y Murray le respondió de la misma forma en el segundo, en un partido muy tenso y en el que la temperatura fue subiendo progresivamente a medida que avanzaban los puntos.

Sin embargo, lo mejor estaba todavía por llegar. El tercer set empezó de la peor manera posible para el británico, natural de Escocia, quien se puso con un 5-2 en contra que le obligó a emplearse a fondo para remontar
En éstas se llego al “Tie-break”, donde Murray se puso por delante con 5-6 a su favor pero falló ese punto de set, y acabó pagándolo al perder por 9-7.

Dispusto a no dar su brazo a torcer tan pronto y plantear batalla, el escocés no dio ni una mínima ventaja a un Roddick que se mantuvo cómodo y constante con su servicio en todo momento, lo que hizo que de nuevo se llegara a la muerte súbita.

Las pulsaciones se dispararon cuando Murray caía en el “Tai-break” por 5-2 ante el estadounidense, una distancia que logró recortar a 5-4 pero que finalmente no fue suficiente para derrotar al estadounidense.

Roddick se impuso así al número tres del mundo y se jugará conseguir su primer Wimbledon con el favorito Roger Federer, quien desbancará de lo más alto de la clasificación ATP al español Rafael Nadal si vence el domingo.

El estadounidense ya llegó a la final del torneo de hierba londinense en 2004 y 2005, cuando perdió, precisamente, frente al que es su próximo rival, por lo que el domingo tendrá la oportunidad perfecta de redimirse.

Temas relacionados