España indemnizará a dos músicos del Grupo Niche

Los colombianos estuvieron detenidos 13 meses en ese país y luego les dijeron que eran inocentes.

El Tribunal Supremo condenó al Estado a indemnizar con más de 140.000 euros a dos músicos colombianos que permanecieron 13 meses en prisión preventiva en España acusados de narcotráfico y que luego fueron absueltos por la Audiencia Provincial de Madrid.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal estimó así el recurso que ambos músicos presentaron contra la decisión de la Audiencia Nacional de denegarles la indemnización por los daños morales y económicos que les causó la privación de libertad. Los dos músicos formaban parte del Grupo Niche, que llegó a Madrid el 13 de junio de 2002 para realizar una gira por España y otros países europeos y, dos días más tarde, volvieron al aeropuerto para recoger un amplificador que se había extraviado de los equipajes y fueron detenidos al comprobar que en su interior había cocaína.

Ingresaron en prisión por orden de un Juzgado de Madrid, donde permanecieron hasta el 10 de julio de 2003, cuando fueron puestos en libertad tras la celebración del juicio y ser absueltos del delito contra la salud pública por la Audiencia Provincial de Madrid. Al reclamar la indemnización, ambos alegaron los daños de carácter familiar y personal, de índole económica y moral, al honor y a la propia imagen causados ya que eran personajes públicos en el mundo de la música de su país y que su encarcelamiento se había acordado sin ningún tipo de pruebas.

La Audiencia Nacional desestimó su reclamación al considerar que la Audiencia Provincial les había absuelto por falta de pruebas de cargo y “no porque apreciase en su conducta la inexistencia subjetiva del hecho”. Por el contrario, el Tribunal Supremo señala que la Audiencia Provincial llegó a la conclusión de absolverles porque tenía la certidumbre de que no habían participado en el delito. Entre otras, recuerda el Supremo, la Audiencia expresó sus serias dudas sobre la autoría de los hechos al recordar que si los dos acusados hubieran sido conscientes de que el amplificador contenía droga no hubieran acudido al aeropuerto a reclamarlo ya que, dice, una persona implicada en ese delito “hubiera adoptado una postura más lógica”.

Por ello, el tribunal observó en los acusados “una conducta irracional desde la lógica de la actividad delictiva”. Señaló, además, que ambos acusados habían explicado que otro músico les había pedido en su país que trajeran el amplificador a España y que desconocían que contuviera droga. El Supremo estima que el caso está incluido en los previstos por la Ley Orgánica del Poder Judicial para establecer las indemnizaciones a las que tienen derecho quienes han sufrido prisión preventiva y son absueltos por no haber participado en el delito.

El alto tribunal destaca que los daños personales y familiares que la situación de prisión les produjo se vio agravada por sufrirla en un país extranjero y, en uno de ellos, por estar casado y tener 3 hijos menores. Las indemnizaciones fijadas por el Tribunal Supremo para cada uno de los músicos ascienden a 76.000 y 64.000 euros más intereses.

Temas relacionados