Este viernes será el último vuelo contra el tráfico de drogas desde Manta

A el Salvador irán algunos de los equipos que actualmente se encuentran en Ecuador, como los carros cisternas contra incendios.

El último vuelo estadounidense contra el tráfico de drogas desde la base aérea de Manta, en el oeste de Ecuador, se llevará a cabo el viernes, tras lo cual comenzarán los preparativos para la retirada definitiva de las fuerzas de EE.UU., prevista para septiembre.

"Después de esto, los militares, los contratistas del Puesto de Operaciones Avanzadas (FOL, siglas en inglés) empezarán con mucha fuerza su tarea de empacar y prepararse para la transición y salida (...) y dejar todo listo para la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE)", dijo hoy a Efe la jefa de prensa de la Embajada estadounidense en Quito, Martha Youth.

En "septiembre van a terminar todo y van a dar las llaves a la FAE", agregó.

La funcionaria añadió que la lucha contra las drogas que desde 1999 EE.UU. lleva a cabo desde Manta continuará desde bases en otros países, como en El Salvador, hasta donde irán algunos de los equipos que actualmente se encuentran en Ecuador, como los carros cisternas contra incendios.

Youth manifestó que aún no se sabe dónde se situará el FOL que saldrá de Ecuador, país que tiene en su nueva Constitución la especificación de que no se permitirá la instalación de bases militares extranjeras en el territorio nacional.

Este miércoles, el Gobierno de Colombia anunció que negocia un convenio para el uso por parte de EE.UU. de tres bases colombianas, pero indicó que el objetivo no es reemplazar al puesto de operaciones avanzadas de Manta, sino implementar "un esquema de cooperación moderna".

El convenio para el uso de la base de Manta por Estados Unidos fue suscrito en 1999 por el Gobierno que presidía Jamil Mahuad y vence al finalizar 2009.

En julio de 2008, el Gobierno del Ecuador informó al de Estados Unidos su decisión de no renovar el convenio, tras lo cual el gobierno estadounidense anunció que la salida de las instalaciones se hará efectiva el 18 de septiembre.

Según el ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, Fander Falconí, con el fin del convenio el Gobierno de Rafael Correa, "a más de dar cumplimiento al mandato constitucional, deja sentadas las bases para que ningún Gobierno, por ninguna razón, vuelva a conceder territorio nacional a fuerzas militares extranjeras".

"Además, esta decisión reafirma ante la comunidad internacional la vocación pacífica del pueblo de Ecuador y su profunda convicción de ser un país digno y soberano", dijo Falconí esta semana.

El FOL ocupa 27 hectáreas, el cinco por ciento del área total de la base de Manta, en las que se encuentran 22 edificaciones, que incluyen comedores, dormitorios, oficinas, bodegas, rampas para aeronaves, hangar y una estación de bomberos.

Según dijo hoy Youth a Efe, de aquí a septiembre llegarán algunos vuelos a Manta para llevarse cosas, aunque el Gobierno de EE.UU. ha decidido "dejar casi la mitad de los artículos".

"Van a dejar todo funcionando para la FAE". "Así pueden entrar los de la FAE el día siguiente (de la salida de personal estadounidense) y estaría ya todo listo para que puedan empezar ellos" con el trabajo, apuntó.

Grupos de derechos humanos han denunciado que el FOL también ha sido usado para apoyar el Plan Colombia, que combate al narcotráfico y a la guerrilla de ese país.

Domingo Paredes, director del Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas de Ecuador (Consep), opinó que la salida del FOL de Manta no tiene efectos negativos.

"Al contrario, creemos que vamos a construir de mejor manera espacios de inteligencia e información tanto a nivel sudamericano como latinoamericano y de la Comunidad Andina", dijo a Efe.

El hecho de que la FOL no tenga aún un posible destino definitivo en la región es para Paredes un "mensaje de que la presencia de tropas extranjeras, más aún norteamericanas, en Sudamérica no es bien visto".

"Creemos que tenemos la capacidad, en coordinación con Estados Unidos, de operar y actuar de la mejor manera en nuestros países en los mismos objetivos que nos une al hemisferio: el combate al narcotráfico y a todas sus secuelas".

Temas relacionados