Correa plantea a OEA desconocer elecciones si son convocadas por Micheletti

Dijo que esperaba una posición "más tajante" de parte de Obama con los militares de Honduras

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy que el siguiente paso para aumentar la presión sobre el actual Gobierno de Honduras será solicitar a la Organización de Estados Americanos (OEA) que desconozca cualquier elección convocada por la administración de Roberto Micheletti.

"Hemos sugerido una nueva asamblea de la OEA para desconocer cualquier elección que se lleve a cabo por parte de un gobierno de facto porque la estrategia de los golpistas es quemar tiempo para llegar a las elecciones de noviembre, lavarse la cara, cambiarse el vestido y decir aquí no pasó nada" , dijo Correa en La Paz.

Correa, quien llegó a Bolivia para celebrar los 200 años de la revolución paceña, sostuvo también en una rueda de prensa que hay que demostrar a los golpistas que "no se van a salir con la suya y que la comunidad internacional y el sistema interamericano no reconocerá una elección que haya sido hecho por una dictadura".

El gobernante sostuvo que la administración actual de Honduras tiene que permitir "en forma incondicional" el regreso del presidente constitucional Manuel Zelaya y "luego sujetarse a todo el rigor de la ley porque estas cosas no pueden pasar en la América Latina del siglo XXI".

El mandatario dijo además que Micheletti no puede gobernar en Honduras porque allí hay un "paro generalizado" y "asesinatos selectivos" y el pueblo de Honduras "sigue en las calles".

Sobre la presunta responsabilidad de EE.UU. en la crisis de Honduras, Correa comentó que es posible que "sectores de extrema derecha de Estados Unidos" con intereses económicos, por ejemplo en las maquiladoras, estén sosteniendo "el gobierno de facto".

"Yo confió en el presidente (Barack) Obama, quiero confiar en el presidente Obama, así como en la secretaria de Estado, Hillary Clinton, pero la política y la sociedad norteamericana son tan complejas que no pueden controlar de ninguna manera todos los sectores".

A juicio de Correa, es posible que el Pentágono, "sin el completo conocimiento de Obama, haya indirectamente permitido ese golpe, porque es muy difícil de creer que con bases militares en Honduras" , el Ejército de EE.UU. no hubiera sabido el plan golpista.

Correa dijo que esperaba una posición "más tajante" de parte de Obama con los militares de Honduras porque de esa forma, en su criterio, "en 24 horas se acaba la dictadura" .

 

 

últimas noticias