Han capturado 39 menores implicados en extorsión y secuestro

Algunos de los detenidos, involucrados como protagonistas potenciales, tenían 10 años de edad.

Durante varios operativos en el territorio nacional, la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía, reportó 39 casos en los cuales menores de edad están implicados como protagonistas de estos hechos en lo que va del año, lo que equivale a 38 casos menos en comparación con los 77 casos registrados hasta la fecha en el 2008.

Según las autoridades, 36 menores han sido sorprendidos en flagrancia en el momento en que extorsionaban a sus víctimas, siendo los departamentos del Valle, Antioquia, Huila y Nariño, los más afectados con cuatro casos cada uno; le siguen Cauca, Quindío y Risaralda, con tres casos, al igual que Atlántico y Chocó con dos casos, respectivamente.

En cuanto al secuestro se detectaron 3 casos en el año en los cuales menores de edad se han visto implicados como protagonistas potenciales, siendo el Departamento más afectado el Valle con dos casos, seguido por norte de Santander con un caso.

La preocupación de las autoridades radica en que 13 de los menores tenían 17 años, siendo el punto máximo; hasta llegar a un menor que en el momento de su retención aún no cumplía los 11 años de edad.

Uno de los casos relacionados con menores de edad que delinquen, se encuentra el desmantelamiento de la banda "los pastusos", dedicada al hurto de residencias, atraco y extorsión en el sector oriental de la ciudad de Neiva, donde se logró la captura de cuatro menores de edad, siendo el líder de la banda un menor de 17 años, el cual tenía como cómplices a niños entre los 12 y 15 años.

Otro caso importante a nivel nacional fue el secuestro de un importante comerciante en la Ciudad de Cali, por el cual se exigía la suma de 5 millones de dólares a cambio de su liberación. En el momento de la captura de los 3 secuestradores, se logró identificar que una de sus integrantes era una niña de 16 años de edad.

Finalmente, la Policía junto con las autoridades locales desarrollan un plan piloto para evitar que los menores de edad se vean involucrados en actividades ilícitas.