Canciller de Venezuela dice que Colombia les dio una "bofetada"

Nicolás Maduro se refirió al caso de las bases militares de EE.UU. en este país.

El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, calificó este miércoles de “bofetada” la instalación de bases militares estadounidenses en Colombia.

“Venezuela ha recibido una bofetada por parte del Gobierno colombiano al anunciar la apertura de bases militares para tropas, armamento y tecnología estadounidense”, dijo Maduro al canal Venezolana de Televisión. La declaración de Maduro se registró tras reunirse con la embajadora colombiana en Caracas, María Chiappe, para comunicarle que Venezuela revisará integralmente las relaciones entre ambos países. “Hemos entrado en una fase de revisión integral de las relaciones con Colombia y esa revisión tendrá medidas específicas que anunciaremos en su momento, porque tenemos la obligación de garantizar la paz para Venezuela y para la región”, señaló el canciller.

“Interpretamos que la presencia militar de EE.UU. en Colombia abre la puerta a una amenaza. Están a punto de llegar a un acuerdo que rompe las reglas de juego de la región y crea un nuevo marco que echa para atrás todos los avances que se venían haciendo”, añadió el titular de Relaciones Exteriores.

Maduro dijo también que pidieron explicaciones por lo expresado por el canciller del “Gobierno golpista” de Honduras, Carlos López, y por la directora para América Latina y el Caribe de la cancillería israelí, Dorit Shavit, tras reunirse con miembros del Ejecutivo colombiano. “Le he expresado también (a Chiappe) la preocupación por las declaraciones del usurpador Flores en las que dijo que el presidente (Álvaro) Uribe le había participado su admiración por 'Gorileti' (Roberto Micheletti), por tener una visión muy clara en la lucha contra Chávez”, dijo Maduro.

Manifestó que las explicaciones pedidas abarcan también a Shavit que “colocó sobre la mesa elementos muy peligrosos sobre los que la cancillería colombiana debe expresarse con mucha contundencia”. Maduro fue consultado sobre las recientes declaraciones del canciller colombiano, Jaime Bermúdez, en las que afirmó que el tema de las bases militares es un asunto interno de Colombia y que su país no dijo nada cuando unidades de la armada rusa hicieron maniobras en aguas venezolanas. “Esas declaraciones están plagadas de contradicciones porque establecer lazos de cooperación con países como Rusia, China o Cuba no es lo mismo que ceder territorio a ejércitos que amenazan la paz en la región”, argumentó el canciller venezolano.

Maduro afirmó que esos tres países no tienen bases en América Latina, ni tienen planes para invadir Colombia o conquistar territorios en la región, cosa que no ocurre con Estados Unidos y su historial de intervenciones armadas en la zona. El Ministro señaló que son de dominio público, las amenazas y los planes elaborados por el Pentágono para intervenir militarmente si fuera necesario en países latinoamericanos que les resulten incómodos. “Hay amenazas directas contra Venezuela anunciadas por el Pentágono y el Comando Sur, a los que se está cediendo territorio colombiano para que instalen tropas, equipos militares y tecnología”, dijo Maduro. “El ejército de EE.UU. es una amenaza directa contra los Gobiernos progresistas del continente y contra Venezuela. Hay suficientes testimonios, declaraciones y documentos en ese sentido”, añadió el canciller.

Su pronunciamiento tuvo lugar luego de que el lunes pasado, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunciara que "el gobierno de Venezuela se ve obligado a revisar las relaciones con Colombia luego de que el gobierno del vecino país autorizara la instalación de bases militares estadounidenses en su territorio".

El anuncio lo hizo el presidente Hugo Chávez desde el Palacio de Miraflores con el programa La Hojilla, que transmite VTV a las 11 de la noche. “Lamentamos mucho la situación, pero nos vemos obligados a revisar las relaciones con el Gobierno de Colombia porque le están abriendo las puertas a quienes nos agraden constantemente, a quienes han derrocado gobiernos y están apoyando el golpe de Honduras: el Departamento de Estado y el Comando Sur”, señaló Chávez.

Como consecuencia de esta decisión de trasladar las operaciones norteamericanas de la base militar de Manta, en Ecuador, a tres bases militares colombianas, el mandatario nacional instruyó al canciller, Nicolás Maduro, a revisar las relaciones con el vecino país. “Ahora los yanquis quieren montar bases militares en Colombia, lo que nos obligará a revisar las relaciones con Colombia. Ya se lo he dicho al canciller”, precisó.

Temas relacionados