Menos combustible, más ambiente

Recomendaciones de expertos que ayudarán a reducir el consumo de gasolina y acpm.

Recomendaciones de expertos que ayudarán a reducir el consumo de gasolina y acpm. 

Cuidado del medio ambiente y buen manejo del dinero son, quizás, los dos grandes temas en los que el mundo actual mantiene una gran agenda. Todos los espacios de la sociedad se están preocupando por cuidar más y gastar menos, y el sector automotor no podía ser la excepción cuando de reducir el consumo de combustible se trata.

Mejoramientos desde la fabricación, arreglos mecánicos (no muy recomendados) y consejos en la conducción del vehículo, son algunos de los puntos claves para no gastar tanta gasolina o acpm.

Expertos de la automotriz Mazda en Colombia no recomiendan alteraciones al sistema de combustión en la búsqueda de ahorro en el consumo de combustible, debido a que pueden afectar negativamente el comportamiento del vehículo, pero al contrario, creen que ciertas medidas en el mantenimiento y hábitos de conducción pueden aportar significativamente en el gasto.

Por su parte, Juan Carlos Sandoval, director comercial de Cesvi Colombia (Centro de Experimentación y Seguridad Vial), opina que ahora la tecnología presente en la mayoría de los autos se encarga de muchas operaciones que permiten reducir el uso de combustible.

 “Los líderes en tecnología tienen en sus motores inyección directa de combustible, sistemas de recuperación de energía durante la desaceleración y la frenada, indicador de cambio ideal de marcha, parrillas de ventilación activas (que permanecen cerradas mientras no se requiera ventilación del aire de la atmósfera), uso de aleaciones ultraligeras para bajar el peso del auto, entre muchas otras innovaciones”. Así es como el líder comercial de Cesvi pone de manifiesto que los avances en la construcción de automóviles, pensando en el bolsillo de los compradores y en la salud del planeta, son una tendencia.

Las estrategias

Las continuas investigaciones, estudios y pruebas realizados por varias compañías fabricantes de automóviles ya tienen buenos resultados rodando en las calles. Por ejemplo, Mazda logró reducir de peso todos sus nuevos modelos, mediante la utilización de novedosos materiales y aceros especiales de alta resistencia. Como ejemplo se presentó al mercado colombiano el modelo Mazda2, el cual logra una disminución de peso cercana al 10% respecto a su predecesor. Esta reducción se traduce directamente en menor consumo de combustible.

Entretanto, Hyundai, para mejorar el rendimiento de la gasolina en sus vehículos y reducir las emisiones de CO2, creó el motor Kappa, que en cifras mejoró el esfuerzo de torsión máximo cerca del 20%, la energía máxima casi el 17% y la economía del combustible el 5%, comparado con los motores existentes en la misma clase de vehículos.


El motor Kappa es controlado por dos microprocesadores de 16 bits, especiales para realizar una inspección digital exacta de la regulación de encendido, la excesiva velocidad y las emisiones. El Hyundai i10 ha sido premiado por las ventajas que le ofrece la calidad de este motor.

La alemana BMW, en su estrategia para disminuir el impacto ambiental de sus vehículos, creó EfficientDynamics, un mecanismo que reduce el consumo de combustible y las emisiones contaminantes por medio de una eficiente combustión de carburante y la aligeración del peso de los vehículos; además, supone el desarrollo de la más avanzada tecnología para el aprovechamiento de sistemas, antes subutilizados en ciertos momentos de la conducción, e incluye ayudas electrónicas que mejoran los hábitos de rodaje del conductor, con miras a hacer más eficiente la marcha.

Los resultados de esta estrategia de conservación de los recursos ya son evidentes y según informa la automotriz, comparando con los vehículos de 1995, se ha logrado una reducción de consumo de carburante del 25%.

En manos de los fabricantes y de las buenas costumbres de los conductores está la reducción en el consumo de combustible. Lo bueno es que ambos actores ya están tomando conciencia.

Para reducir el consumo

Mantener las condiciones óptimas de rodamiento, especialmente en el estado de las ruedas  y presión de inflado.

Realizar las operaciones de mantenimiento programado para evitar que componentes en mal estado puedan incrementar el consumo (Ej: bujías o filtros).

Evitar el uso innecesario de aire acondicionado.

Existen en el mercado llantas cuyo diseño permiten generar menor resistencia al rodamiento.

Las aceleraciones y frenadas fuertes innecesarias, representan mayor consumo. Una conducción con velocidades  constantes, se traduce en ahorro.

Temas relacionados
últimas noticias

Mazda renueva su portafolio