"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Juan Manuel Gárate ganó etapa 20 del Tour de Francia

Alberto Contador ya se siente campeón del certamen.

El español Juan Manuel Gárate, del equipo Rabobank, conquistó la cima del Mont Ventoux al proclamarse vencedor de la vigésima etapa, en la que Alberto Contador entró con el brazo en alto como virtual vencedor del Tour de Francia, junto al luxemburgués Andy Schleck y el estadounidense Lance Armstrong, que le escoltarán en el podio de París.

El colombiano Leonardo Duque llegó en la posición 95, a 17 minutos y 18 segundos de líder, lo cual quiere decir que empleó un tiempo de cuatro horas, 56 minutos y 39 segundos durante la jornada.

Duque ocupa ahora la casilla 94 en la clasificación general, en donde acumula un tiempo de 84 horas, 12 minutos y nueve segundos, y está a dos horas, 25 minutos y 52 segundos.

El otro colombiano presente en el Tour de Francia, Rigoberto Urán, arribó en la jornada sabatina en la casilla 138. Empleó un tiempo de cinco horas, cinco minutos y 10 segundos, con lo cual llegó a 25 minutos y 49 segundos.

Sin embargo, Urán es el mejor colombiano en la clasificación general, en donde es 52, a una hora, 20 minutos y 20 segundos. Durante las 20 pruebas disputadas en la carrera, ha acumulado 83 horas, seis minutos y 37 segundos.

Crónica de la etapa 20

Juanma Gárate, un corredor veterano de 33 años, culminó de una forma mil veces soñada una escapada que él mismo provocó en los primeros kilómetros de la etapa que condujo al pelotón desde Montelimar a la mítica cumbre pelada, a través de 167 kilómetros. Entró en solitario con 3 segundos de adelanto sobre el joven alemán Tony Martin (Columbia).

Fueron los corredores que anunciaron el paso de los tres componentes del podio: Andy Schleck y Alberto Contador a 38 segundos y Lance Armstrong a 41. El madrileño, como hizo antes Juanma Gárate, también celebró brazo en alto sus segundo Tour de Francia, un éxito que quedó certificado en lo más alto del "gigante de provenza", testigo de excepción, además, de la quinta victoria española de la presente edición, la primera en la legendaria cumbre.

La batalla entre los favoritos se redujo a una batería de ataques de Andy Schleck, que trató de dinamitar el ascenso en 8 ocasiones. Logró abrir hueco casi siempre, pero con idéntico resultado. Contador siempre se le pegó a la rueda, y el hermano mayor, Frank Schleck, no respondió a la mano que le tendió Andy, le faltaron fuerzas. Sin embargo, Armstrong no perdió la compostura, aguantó bien y supo defender su tercer puesto del cajón ante sus rivales directos, entre ellos el británico Wiggins, que cedió más de un minuto.

Alberto Contador se limitó a marcar a Andy Schleck, en una subida de 21 kilómetros al 7,6 por ciento de pendiente media, que puede resultar letal si las fuerzas fallan, pero el madrileño encontró en esta ocasión "mejores piernas que en otras ocasiones", por lo que la dificultad le sobrevino por la ansiedad de certificar su segundo Tour de Francia, a los 26 años. Su cuarta grande en el palmarés.

"He sufrido mucho porque cada minuto que pasaba me acercaba más a la victoria final", señaló Contador en la cumbre del "mirador de las águilas", cuya última conquista correspondía al francés Richard Virenque, en 2002.

Contador celebró la victoria final con Macarena, su novia, que le estaba esperando en la cima blanca del monte pelado. Unas lágrimas compartidas antes de subir al podio a recoger una vez más el maillot amarillo. En París le acompañará Andy Schleck - quien dijo del corredor de Pinto que "es un caballero"-, segundo a 4.11 minutos, y Lance Armstrong, su compañero y rival, tercero a 5.24.

Premio grande también para Juanma Gárate, que salvó el honor del Rabobank, el equipo que le repescó del Quick Step para ayudar a Oscar Freire y Menchov. El ciclista guipuzcoano, profesional desde 2000, pasó a la nomina de los corredores con triunfos de etapa en las tres grandes vueltas.

En la Vuelta estrenó su palmarés en 2001 (Vinarós), en el Giro tuvo su gran año en 2006 ganando en el Passo San Pellegrino y el maillot de la montaña, y en el Tour se lució en el Mont Ventoux, de forma brillante, poniendo final feliz a una escapada maratoniana. "La de hoy es la victoria más importante de mi vida", señaló.

Gárate, que también fue campeón de España en ruta en 2005, apuntó la quinta etapa española, después de las alcanzadas por Contador (2, Verbier y contrarreloj de Annecy), Luis León Sánchez (Saint Girons) y Mikel Astarloza (Bourg Saint Maurice).

La fuga del día se formó de inició con 19 corredores, un mini pelotón que llegó a tener una ventaja de 9 minutos. El impulso del Astana en el descenso del Col de Abeilles (3a), km 121 y del Saxo Bank en las proximidades de Bedoin, punto de inicio del Ventoux, redujo la renta de los escapados a apenas 3 minutos.

Empezaron las hostilidades en el grupo de cabeza. Gárate y el alemán Tony Martin se fueron por delante, mientras que en el grupo de favoritos Andy Schleck no hacía otra cosa que machacar a los rivales, y comprobar cómo Franck no respondía a los ofrecimientos de aspirar al podio.

Gárate atacó a 3 kilómetros de meta, sin suerte. Al siguiente intento logró soltar al joven del Columbia. Ganó metros suficientes para contar con el honor de pasar a la historia como el primer español que gana en el Mont Ventoux.

La etapa pensada por la organización como estratégica y punto de emoción hasta el final no revolcó la general. Tampoco ofreció el espectáculo esperado de batalla entre los favoritos. Andy Schleck aportó combatividad sin límites, Contador se conformó con salvar el amarillo, el que se llevará a casa este domingo. Y Armstrong logró su objetivo mínimo de pisar de nuevo el podio del Tour, 4 años después. Todos contentos en la cima del Mont Ventoux.