Contratos de estabilidad tributaria presionarán mayor IVA y renta

Es un camino seguro hacia la inestabilidad tributaria para la mayoría de los colombianos.

Los llamados contratos de estabilidad tributaria terminarán presionado por incremento del IVA y el impuesto de Renta.

La advertencia fue hecha por Anif, al explicar que "el drenaje de la base tributaria causada por los mal llamados "contratos de estabilidad tributaria" terminarán por forzar el incremento de las tasas generales del impuesto de renta e IVA, desvirtuando precisamente el principio de la estabilidad que surgiría de bases amplias y de tasas bajas de gravamen".

Dice el informe del gremio financiero que "la estabilidad tributaria para unos pocos, manejada de forma discrecional a través de "contratos" especiales, es un camino seguro hacia la inestabilidad tributaria para la mayoría de los colombianos".

Recuerda el informe que el recaudo tributario del gobierno central tan solo ha bordeado el 14 por cieno del PIB en años recientes, a pesar de haberse expandido el PIB-real a tasas promedio del 5.5 por ciento anual en el periodo 2003-2007.

Insiste el informe de Anif que "el problema obedece a una clara "perforación" del Estatuto Tributario a manos de la maraña de exenciones, iniciadas con los descuentos hasta del 40% en la tasa de imporrenta y agravados hacia el futuro con las zonas francas y los "contratos de estabilidad tributaria"".

Explica el informe que "estabilidad" se compró barata en esta ocasión, aportando entre el 0.5 y el 1 por ciento del valor del contrato (Ley 963 de 2005), en vez de tener que pagar sobre-tasas del 2 por ciento anual en impuesto de enta (Ley 223 de 1995).

Detrás de dichos contratos están dos tipos de problemas: uno económico y otro jurídico, revela el estudio de Anif.

Explica que el económico es más bien sencillo. Antes de aprobarse dicho descuento del 30% en imporrenta (Ley 863 de 2003), las cifras indicaban que el empresariado colombiano venía (motu-propio) reinvirtiendo un 20-30% sus utilidades en maquinaria y equipo.

Luego el otorgamiento de dicha exención (por algo que ya venían
haciendo) resultó siendo una dadiva-gubernamental, claramente redundante para propósitos de impulsar la inversión.

El hecho de haber incrementado la relación inversión/PIB de niveles del 14% al 26% durante 2003-2007 tiene que ver mucho más con el efecto estadístico de compararse con los años de crisis (1998-2002); y el impulso que produjo el auge local con el tema de la Seguridad Democrática, acaballada en la expansión mundial más prolongada de las últimas dos décadas; esta terminó, sin embargo, en la crisis que hoy enfrentamos (2008-2010).

Explica el informe que los aspectos jurídicos son de gran calado conceptual: ¿Cómo es posible que el Congreso delegue en el Ejecutivo el manejo de las tasas de gravamen efectivo? ¿Acaso no es claramente inconstitucional el otorgamiento de contratos de No-Tributación (para unos pocos) sin la debida representación del Congreso de la República? ¿Cómo puede el Congreso delegar, hipotecar a futuro, su potestad tributaria en presencia de graves déficit fiscales de carácter estructural?

Advierte el informe que "de no actuarse pronto, al próximo gobierno de Colombia no tendrá alternativa diferente a mandar cambiar las placas de todos los automóviles del país para que adopten el emblema que hoy caracteriza al Distrito de Columbia, en los Estados Unidos: "Taxation without-representation", por cuenta de ser el único Estado que carece de Senadores-propios ante el Congreso de ese país".

Temas relacionados

 

últimas noticias