Condenan a la Nación por accidente de estudiante durante actividad escolar obligatoria

El Estado deberá indemnizar a la familia de la joven con cerca de $100 millones.

El Consejo de Estado resolvió un recurso de apelación interpuesto contra la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca y que condenaba a la Nación, el Ministerio de Educación, el Departamento de Boyacá y el Colegio San Luis de Garagoa.

Los hechos materia de discusión corresponden a la muerte de Nalda Eliceth Ávila Roa, una joven que cursaba 11 grado y asistió a una actividad obligatoria para conocer la capital.

El bus donde se trasladaron las estudiantes fue a visitar un supermercado ubicado en la calle 26. El vehículo parqueó en la calzada contraria y las alumnas tuvieron que pasar cuatro carriles para poder llegar al lugar.

De regreso, Nalda fue atropellada y trasladada a la clínica san Pedro Claver lugar en el que falleció.

La familia entabló una demanda en contra del Colegio y de la Nación, por la responsabilidad en la muerte de la menor, que estaba bajo custodia del establecimiento educativo.

El Tribunal condenó al Estado a pesar que el Ministerio de Educación señalara que había sido culpa de la víctima "ya que ella tenía 14 años y conocía los riesgos de pasar una calle"

Y agregó, que el colegio estaba bajo el poder de la secretaría de educación de Boyacá, por lo que la responsabilidad debía ser asumida por el departamento.

Ante lo anterior, la defensa de la víctima argumentó que existió negligencia por parte del plantel, por permitir que el bus se ubicara en el lugar y por no responsabilizarse de las menores que asistían a la actividad escolar.

La Sala encontró procedente ratificar la condena proferida en primera instancia por el Tribunal y ratificar la condena por considerar que "el departamento para la época de los hechos no tenía el control ni la vigilancia del colegio, pues dependía directamente del Ministerio de Educación".

Temas relacionados