La economía española cayó 4% en segundo trimestre

El descenso se moderó con respecto a los tres meses anteriores.

La economía española cayó el 4 por ciento en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo de 2008, pero el descenso intertrimestral, un 0,9%, se moderó con respecto a los tres meses anteriores, informó hoy el Banco de España.

Para el organismo supervisor español, aunque persiste la tendencia a la baja de la economía, el ritmo de caída es más "contenido".

Si las cifras de la contabilidad nacional, que se conocerán el próximo 27 de agosto, confirman estos datos, será la cuarta caída del PIB en tasa intertrimestral, después de descender el 0,2% en el tercer trimestre de 2008, el 1% en el cuarto y el 1,9% en el primero de este año.

Se trataría del tercer descenso en tasa interanual tras el 0,7% y el 3% de los dos trimestres anteriores.

La moderación de la caída de la economía se produce en un entorno caracterizado por "cierta normalización" de los mercados financieros y unas condiciones externas "menos severas", agrega el Banco de España.

Advierte que no ha cambiado el diagnóstico sobre la duración de la recesión, que se prevé muy prolongada con una salida muy gradual.

La economía española se sigue contrayendo como consecuencia principalmente de la caída de la demanda nacional -tanto del consumo como de la inversión-, que según el supervisor descendió el 6% en el segundo trimestre.

Sin embargo, el sector exterior aumentó ligeramente su contribución al Producto Interior Bruto (PIB), hasta 2,4 puntos, debido al descenso de las exportaciones -por la debilidad del comercio mundial- y de las importaciones -en consonancia con la caída de consumo y de la inversión.

Dentro de la demanda, el consumo de los hogares sigue cayendo por el "notable" deterioro del empleo, que se redujo el 6,8% en el último año.

No obstante, el Banco de España destaca que el deterioro del mercado laboral se ralentiza.

El organismo supervisor espera un incremento de la tasa de ahorro de los hogares, después de haber aumentado el primer trimestre hasta el 14,1% de la renta disponible.

Frente al retroceso de la demanda interna privada, las Administraciones Públicas han incrementado de forma notable el gasto hasta junio, mientras la recaudación tributaria sigue cayendo, lo que llevó de nuevo al Gobierno a elevar el déficit público.

El Banco de España advierte al Ejecutivo de que volver a la senda de la estabilidad presupuestaria a medio plazo exige "una ejecución presupuestaria muy estricta y la adopción de medidas ambiciosas".

El otro componente de la demanda interna, la inversión, también continuó con su descenso, y según las estimaciones del organismo supervisor, la inversión en equipos intensificó su retroceso en el segundo trimestre, mientras que la destinada a la construcción moderó su ritmo de caída a pesar de mantener tasas muy negativas.

Temas relacionados