Honduras busca una nueva misión extranjera para mediación

Este viernes podría haber pronunciamientos de personalidades de distintos países.

El Gobierno de facto de Honduras espera este viernes viernes respuesta a su pedido para que una nueva misión internacional ayude a la resolución de la crisis tras el golpe de Estado, pero reiteró que no cederá a la presión para que vuelva el derrocado presidente Manuel Zelaya.

En un renovado intento por establecer un diálogo interno tras el fracaso de la mediación inicial, el Gobierno que preside interinamente Roberto Micheletti invitó a prominentes personalidades y representantes de Panamá, Colombia, Canadá, El Salvador y Guatemala a conformar una nueva misión.

Para el viernes podría haber pronunciamientos de las distintas personalidades, que tendrían la tarea de cerrar la brecha entre las posiciones radicales y dar una nuevo aire a la mediación que ha intentado el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, tras el golpe del 28 de junio.

Pero de una vez, Micheletti puso como premisa que no permitirá el regreso de Zelaya al poder, tal como lo reclaman la comunidad internacional como condición principal para poner fin a la peor crisis que ha enfrentado Honduras en décadas.

En tanto, el descontento continúa y para el viernes está programada otra jornada de protestas contra el Gobierno de facto, luego que el día previo cientos de simpatizantes de Zelaya fueron dispersados por fuerzas de seguridad con gases lacrimógenos y balas de goma con un saldo de varios heridos.

Uno de ellos, que recibió un tiro en la cabeza, continuaba grave el viernes tras ser operado en un hospital.

En medio de caldeados ánimos y constantes manifestaciones en las calles en pro y en contra de Zelaya, la jugada de formar una nueva misión es considerada por algunos como un intento del Gobierno de facto para convencer a los hondureños en casa de que se puede encontrar una solución al conflicto.

"Yo me mantengo en mi posición, yo simple y sencillamente soy respetuoso de todos los poderes del Estado, yo hablé con Arias para que se enviara una comisión para que se hable sobre la situación aquí, en Honduras, con la Corte Suprema de Justicia, el Congreso, los empresarios y otros sectores del país", dijo Micheletti la noche del jueves.

En la nueva misión destaca el ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Enrique Iglesias.

Estados Unidos, importante socio comercial de Honduras, ha pedido que Zelaya regrese al poder para que cumpla su mandato hasta enero del 2010 y como presión revocó el martes las visas diplomáticas de cuatro miembros del Gobierno de Micheletti.

Pero no sólo el Gobierno de facto ha rechazado la vuelta de Zelaya, la Corte Suprema y el Congreso -que apoyaron el golpe- también se oponen firmemente a su regreso a la presidencia.

Desde Nicaragua, Zelaya arremetió y dijo el jueves que en las próximas horas tramitará un juicio ante la Corte Penal Internacional contra varios líderes del golpe, entre ellos Micheletti y el jefe del Estado Mayor, Romeo Vásquez.

Zelaya se instaló la semana pasada en la frontera de Nicaragua con Honduras tras dar por fracasada la mediación Arias y reunió a algunos simpatizantes. Incluso cruzó unos pocos metros simbólicamente dentro de su país -donde tiene órdenes de arresto- para volver a retroceder a Nicaragua.

 

últimas noticias