Ordenan atención personalizada a enanos que visiten Palacio de Justicia

Una tutela ordena que sea así mientras se adecuan las ventanillas.

La Corte Constitucional falló una tutela a favor de Henry Páez Guzmán, - quien padece de enanismo y mide un metro de estatura- por considerar que se deben tomar medidas mientras entra en vigencia la ley que otorga derechos especiales a estas personas.

Páez Guzmán consideró que fue violada su dignidad personal y su derecho a la igualdad porque las ventanillas de la Corporación eran muy altas para él y se encontró con este obstáculo cuando intentaba buscar asesoría en el Alto Tribunal.

"El 6 de noviembre de 2007, se encontró con que las ventanillas de atención al público de este Tribunal tienen una altura de 1 metro con 18 cm, lo que obstaculizó su acceso a la información y lo puso, según afirma, en una situación incómoda y degradante", señalan los antecedentes de la sentencia.

Aunque la Corte consideró que a el demandante no se le obstaculizó su derecho a la información, reconoció que "que los parámetros y diseños de una infraestructura física, inadecuada para personas de talla pequeña, representan una amenaza o, incluso lesión, de los derechos de acceso a la información y atención de estas personas, no solo en ámbito de la administración de justicia sino del Estado en su conjunto".

Por esta razón, la Corporación señaló en el fallo que para garantizar el acceso a la justicia, el demandante tendrá en sus visitas a la Corte Constitucional, el tratamiento que se le da a las personas con discapacidad.

Esto le permitirá: entrar por la puerta principal denominada "Acceso de funcionarios" costado de la Carrera octava entre calles once y doce; ser guiado por el personal de vigilancia privada desde esa entrada hasta la dependencia que desee visitar, y obtener atención personalizada, "por la parte interna de las Secretarías, Relatorías y demás oficinas que prestan atención al público en primero y segundo piso", previa revisión de Seguridad y autorización del funcionario o empleado correspondiente.

Ahora bien, teniendo en cuenta que existen otras personas que pueden ostentar las mismas condiciones de enanismo del demandante y que pueden también verse afectadas en el acceso a la información y atención públicas al interior de esta Corporación, se hará necesario en virtud de esta sentencia, extender los efectos del fallo a todas las personas de talla baja que requieran de atención al público en esta sede jurisdiccional.

"Se la ordenará a la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, entidad a quien le compete adelantar políticas de accesibilidad y la adecuación de la infraestructura física de la Rama Judicial, elaborar, si no lo ha hecho aún en virtud de la nueva ley (...) a fin de superar los problemas de integración y de discriminación que ahora se presentan.

Temas relacionados