Correa afirma que Colombia es un país desestabilizador para la región

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, invitó al presidente Uribe a someterse a un detector de mentiras para determinar, según él, &quot;quién es quién en América Latina&quot;. <p>&nbsp;</p>

En una entrevista con Noticias Uno, el mandatario dijo que las medidas de salvaguardia impuestas a los productos que importan desde Colombia no son una retaliación al lío diplomático que viven ambos países desde el ataque que significó la muerte de 'Raúl Reyes', el entonces número dos de las Farc.

Aseveró que las medidas económicas buscan proteger su industria frente a la "sobredevaluación" del peso colombiano frente al dólar en el último año y habló de "maltrato" en la relación comercial entre ambos países, que ha sido deficitaria para Ecuador en los últimos años.

El presidente ecuatoriano advirtió que no se normalizarán las relaciones con Colombia hasta tanto su país no se sienta cómodo con Colombia, pero no ahondó en qué condiciones se daría ello, e inclusive dijo que si se presenta una nueva operación como la de la muerte de 'Raúl Reyes' habría una guerra con Colombia. 

Dijo que el Gobierno de Álvaro Uribe se había comprometido a entregar 39.000 archivos del computador de 'Reyes', pero que no había cumplido hasta ahora.

El mandatario se reiteró en los pronunciamientos hechos en los últimos días frente a relaciones de su Gobierno con las Farc y en su posición frente a la muerte de 'Raúl Reyes' en su país. 

Insistó nuevamente en que tanto el video de el ´Mono Jojoy' como la afirmacion que hizo el diario El País de España de que su campaña recibió 400 mil dólares de las Farc son falsos.

Correa afirmó que si se llega a comprobar que recibió dinero de las Farc inmediatamente renuncia a su investidura como presidente del Ecuador. Dijo que si se llegara a comprobar que el video del 'Mono Jojoy' es real, habría que determinar si el guerrillero dice la verdad. Pero además dijo que si 'Jojoy' dice la verdad, entonces fue que a las Farc lo engañaron, porque nunca recibió dinero de ese grupo.

 El presidente ecuatoriano aseguró no saber quién era 'Raúl Reyes' antes del bombardeo colombiano que le significó la muerte la guerrillero y que las reuniones que sostuvo el ex ministro Gustavo Larrea con éste fueron autorizadas porque se trataba de buscar la liberación de secuestrados.

De Jorge Brito, mencionado como el enlace que habría tramitado el dinero de las Farc a su campaña, dijo que no era "nadie"; que no estuvo en su campaña; que no estuvo en su gobierno y que no era cercano a él. Insistió en que si se llega a conocer que alguien de su gobierno ha tenido algo que ver con ese grupo guerrillero será procesado.

Respecto a su posición de no considerar como terroristas a las Farc, afirmó que no es una posición personal suya y que se trata de una política externa de su país, tal y como, según él, no lo hace otro país en América Latina.

Aunque aseguró reprobar los métodos de las Farc, señaló que no castigará a nadie en su país que se muestre simpatizante de la guerrilla colombiana, argumentando la "libertad de conciencia y pensamiento".

También se reiteró en considerar como una amenaza para la región el hecho de que militares norteamericanos operen desde bases colombianas y aseguró que en su país existen investigaciones sobre supuestas irregularidades de los estadounidenses que operaban la base de Manta hasta el mes pasado.

Insistentemente afirmó que Colombia está optando por una estrategia "indignante" de involucrar a su país en una problemática netamente interna. Aseguró que es un país "desestabilizador" para la región debido a los problemas de guerrilla y narcotráfico, pero le endilgó la responsabilidad de la mala relación con los vecinos al presidente Uribe. "Las Farc no han hecho que no peleemos, ha sido el Gobierno", insitió, para luego calificar a Colombia como un país agresor.

 

 

 

 

 

últimas noticias

Las cinco lecciones de la contienda electoral

Así votó la Amazonía colombiana