Uribe encuentra en Evo Morales rechazo a las bases de EE.UU. en Colombia

El mandatario colombiano llegó a La Paz, en el marco de su gira por algunos países de Suramérica.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció, tras reunirse con su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, que presentará en la próxima cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) una propuesta de resolución para que no se acepten bases militares extranjeras en América Latina.

Morales recibió el martes en la noche, en el Palacio de Gobierno de La Paz, al presidente de Colombia, que inició una gira por Suramérica para explicar a los mandatarios de la región el acuerdo militar que su Ejecutivo negocia con Estados Unidos sobre el uso de bases militares en su país.

Tras una hora y media de reunión, Uribe abandonó la sede del Gobierno boliviano con una escueta declaración a los periodistas para “agradecer el espacio de diálogo con el presidente Evo Morales”, al tiempo que transmitió “un saludo lleno de afecto al hermano pueblo boliviano”.

“Muchas gracias a ustedes, apreciados comunicadores, y buenas noches”, concluyó Uribe, quien abandonó el Palacio de Gobierno rumbo al aeropuerto internacional de El Alto. Minutos más tarde, Morales, en una declaración sin preguntas ante la prensa, ratificó su posición en contra de las bases militares estadounidenses no solo en Bolivia sino en toda América Latina.

“Permitir bases militares en Latinoamérica es una agresión a los gobiernos y democracias de Latinoamérica. Vamos a defender la soberanía de Latinoamérica”, declaró. Por este motivo, anunció que presentará una propuesta de resolución contra las bases militares extranjeras en la región ante la próxima cumbre de Unasur, que se celebrará el 10 de agosto en Quito (Ecuador).
 
Morales se mostró preocupado por el hecho de que Uribe no asista a esta cita de presidentes suramericanos. “Esperemos que no haya algún instrumento que trate de dividir la Unasur cuando estamos gestando una gran integración”, dijo.

En la reunión, según explicó el presidente de Bolivia, Uribe también le transmitió su preocupación por el estado de las relaciones de Colombia con Venezuela y Ecuador. Sobre este asunto, Morales planteó la celebración de una reunión “reservada” entre presidentes latinoamericanos “para decir las verdades y resolver el conflicto”, al tiempo que aconsejó “generar confianza” para resolver esas diferencias.

No obstante, comparó las críticas que reciben sus colegas y aliados de Venezuela, Hugo Chávez, y Ecuador, Rafael Correa, con las que hace años recibía el líder cubano, Fidel Castro, desde Estados Unidos. “Antes se acusaba de todo a Fidel desde Estados Unidos y ahora siento que desde Colombia se acusa a Chávez y a Ecuador”, señaló.

Tras su reunión en La Paz, Álvaro Uribe proseguirá su gira de reuniones por Suramérica y prevé reunirse este miércoles con los mandatarios de Chile, Paraguay y Argentina, mientras que el jueves hará lo propio con los de Uruguay y Brasil.