Plazas Vega desvirtúa versión de testigo en su contra

El coronel retirado dijo que el cabo segundo Tirso Sáenz Acero fue convencido para declarar en su contra.

El coronel retirado, quien enfrenta un proceso por su presunta responsabilidad en desaparciones de la toma al Palacio de Justicia, dijo en una comunicación enviada a El Espectador que "el cabo segundo Tirso Sáenz Acero, no estuvo en los hechos del Palacio de Justicia. Pertenecía a la Escuela de Caballería en 1985, pero estaba detenido con 12 meses de prisión impuestos en un Consejo de Guerra por haberse robado un dinero en un allanamiento".

"En su celda fue visitado por dos agentes que él afirma que eran del DAS, dice Plazas Vega, pero que varios sospechamos que eran del CTI, quienes lo invitaron a declarar contra mi a cambio de mejorarle sus condiciones de prision, rebaja de penas etc".

Sáenz ha testificado que fue el encargado de manejar uno de los tanques de guerra que entró el Palacio y que habría visto cómo eran transportados varios civiles en camiones de Ejército.

Esta semana se conoció que Saénz habría sido interrogado por la defensa de PLazas Vega, quien le habría entregado, presuntamente un sobre sellado con preguntas formuladas por el propio coronel retirado.

Al respecto Plazas Vega dice en su comuncación, ..."como ya había pasado el tiempo establecido en la Ley para las pruebas en el proceso en mi contra, la Fiscal Angela María Buitrago lo citó a declarar en el proceso contra el General Iván Ramírez. En ese proceso declaró el libreto que le enseñaron los agentes de inteligencia ya mencionados. Ni una sola palabra mencionó contra el General Ramírez. Ni una sola pregunta le hicieron sobre el General Ramírez. Luego la Fiscal pidió a la Juez Jara el traslado del "testimonio" a mi proceso, la Juez lo aceptó, y listo. Burlada la justicia".

"Como mi defensa se enteró de algo del contenido del libreto- afirma PLazas Vega, el Doctor Capacho pidió al Juez de Cómbita un interrogatorio de parte. El Juez citó al señor Sáenz a responder las 20 preguntas que establece la Ley, las cuales se entregan al Juzgado en sobre cerrado como lo dice la norma y se abre el sobre cuando el interrogado se presenta a la diligencia".

El ex coronel afirmó que el juez de Cómbita en ningún momento le dijo al interrogado "cosa diferente que lo que establece el juramento, en el cual se le aclara que tiene que decir la verdad, toda la verdad y nada mas que la verdad, de lo contrario se expone a las sanciones de Ley".