“En la semana han sido asesinados cuatro indígenas”

Entrevista con el Consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia, Luis Evelis Andrade.

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, el  Sistema de Naciones Unidas en Colombia y la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) realizaron este jueves una rueda de prensa en la que se analizó la situación actual de los Pueblos Indígenas en Colombia ante el incremento de asesinatos de líderes y miembros de dichas comunidades, que en 2009 han sido 64.

Al evento asistieron el Coordinador Residente/Humanitario del Sistema de Naciones Unidas en Colombia, Bruno Moro; el Representante de ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados), Jean-Noel Wetterwald; el Representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Christian Salazar Volkmann; la Directora de OCHA (Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios) María Jose Torres; el Representante de UNICEF, Paul Martin; María del Carmen Sacaza Directora de País Adjunta del PNUD, Monique Van Hoof Oficial del Programa de la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) y el Director del Centro de Información de la ONU, Damián Cardona.

Además participaron representantes de los pueblos indígenas Nasa, Awa, Curripaco, Sikuani, Embera, Jitnu, Piapoco, Wounaan. El Espectador dialogó con el Consejero Mayor de la ONIC, Luis Evelis Andrade Casama, quien aseguró que las condiciones de los pueblos indígenas del país empeoran cada vez más y mostró su preocupación por los numerosos asesinatos de indígenas en Cauca y Nariño.

Andrade señaló que a tan solo dos semanas de que el Relator Especial de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y las Libertades de los pueblos indígenas, James Anaya, visitara el país para evaluar la situación de las comunidades indígenas, parece haber empeorado, pues al menos cinco indígenas han sido asesinados en los últimos días.

“En lo que va de la semana han sido asesinados cuatro indígenas, casi que todas están asesinado indígenas en este país, los grupos armados, la insurgencia y fuera de eso estamos viviendo una situación de reclutamiento. La semana pasada, por ejemplo,  las Farc reclutó a un niño de los Nukak Maku”, puntualizó el líder al tiempo que señaló que el desplazamiento este año se ha incrementado.

De acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, estas problemáticas han ayudado a que más de 34 etnias del país estén al borde del exterminio, siendo los Kankuamos, Awa y Nassa los pueblos más afectados. Para Andrade la solución está en desarrollar una estrategia tendiente a distensionar los conflictos en territorios indígenas, pues las disputas entre actores armados son las que, en gran medida, están generando esta situación.

“Lo que ha venido haciendo el Gobierno no sirve, debe comprometerse claramente en una estrategia para parar este genocidio contra los grupos indígenas, para que los grupos armados se vean comprometidos a respetar la autonomía de los pueblos  indígenas y a no incluirlos en el conflicto armado”.

En cuanto a la situación de desnutrición que según la Onu sufre el 75% de los niños del total de los pueblos indígenas, Andrade señala que se debe a que los campos minados por actores armados no permiten que las comunidades desarrollen sus prácticas de pesca y agricultura por lo cual la consecución de comida se dificulta aún más. “Es cierto que programas como Acción Social trabajan para ayudar a estas comunidades, pero hace poco, por ejemplo, estuve en San José del Guaviare, y allí hay una comunidad que lleva más de un mes sin recibir ayuda alimentaria.

Estos programas deben ser oportunos y pertinentes y en muchos casos se cumplen a medias o ni siquiera se cumplen”, manifestó el Consejero de la Onic, al tiempo que aseguró que esperan la mejor voluntad política del Gobierno para mejorar las condiciones de las comunidades indígenas.

“Nosotros no entendemos cuando dicen que hay avances. Se  está diezmando a la población indígena y quitando la posibilidad de que los pueblos puedan existir, la niñez se está muriendo de hambre, y ellos son el futuro de nuestras etnias.  Paciera que él no atender a las comunidades indígenas hiciera parte de una política de exterminio de los mismos”, puntualizó Andrade.

Temas relacionados