Alerta en Lima por eventual guerra de carteles colombianos y mexicanos

Los carteles de Medellín y Cali tenían el control de la droga que se produce en Perú hasta hace una década.

Una guerra por el control de la droga entre los carteles mexicanos y colombianos que operan en Perú puede desatarse en cualquier momento en Lima, ciudad donde ya han muerto 12 personas desde 2008 por enfrentamientos entre mafiosos.

El ex jefe de la Policía Nacional del Perú (PNP) Gustavo Carrión manifestó que las fuerzas del orden ya tenían desde 2004 "datos muy precisos de la incursión explosiva de mexicanos, muy bien organizados y con gran poderío bélico".

"Hoy en día estas bandas ya están afincadas, operan con sicarios y con empleados infiltrados hasta en instituciones oficiales (...) Hay que tener en cuenta que de la misma manera empezó en México", acotó Carrión, quien teme que Perú se convierta en un narco-Estado.

Los carteles colombianos de Medellín y Cali tenían el control de la droga que se produce en Perú hasta hace una década, pero actualmente las mafias mexicanas, especialmente la de Sinaloa, tienen el control del 80 por ciento de la droga que sale del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), la mayor productora de cocaína del país, según fuentes de la oficina Antidroga de EE.UU.

Una fuente de la PNP indicó al diario que los carteles colombianos que operan en Perú habrían perdido fuerza en el mercado internacional porque le encargan la producción de la droga a peruanos, mientras que los de Sinaloa se consolidan más porque "están presentes en toda la elaboración de la cocaína", desde la plantación de la hoja de coca hasta su exportación.

Entre 2008 y 2009 han muerto 12 personas y otras 40 han resultado heridas en enfrentamientos armados en Lima entre capos de las mafias colombianas y mexicanas, la mayoría de ellos por ajustes de cuentas perpetrados por sicarios, según fuentes de la Policía Antidroga peruana.

Uno de los enfrentamientos más graves ocurrió en febrero pasado cuando tres miembros del cartel de Sinaloa acribillaron a dos colombianos en el Puerto del Callao, en el norte de Lima, y días después un mafioso mexicano y otro colombiano fueron asesinados en otro punto de la capital peruana.

El especialista del Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas (Cedro), Milton Rojas, dijo a Perú.21 que "los observadores mundiales coinciden en que las redes se han fortalecido en uno y otro bando, a pesar de que la PNP tiene cada vez mejores resultados".

Agregó que las mafias también están optando por la comercialización de metanfetamina y ahora los "narcos" mexicanos exportan insumos, como las pastillas antigripales, que se venden nuevamente en el país, una rama del negocio que los colombianos podrían reclamar en cualquier momento.

Perú, segundo productor mundial de cocaína y hoja de coca, luego de Colombia, elabora unas 260 toneladas de cocaína anualmente, 18 de ellas para consumo interno.

Temas relacionados
últimas noticias