Piedad Córdoba llevará a Correa propuesta para restablecer relación bilateral

Anunció la creación de las 'bases de paz', y que una de ellas se ubicaría en Sucumbíos (Ecuador).

La senadora opositora colombiana Piedad Córdoba dijo el sábado que espera reunirse el próximo lunes con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, al que le propondrá restablecer los lazos diplomáticos con Colombia y la creación de "bases de paz".

"Tratamos de abrir las puertas, queremos hablar con Correa para remover obstáculos y evitar el crecimiento del sentimiento de animadversión de diferentes partes de América contra los colombianos", indicó Córdoba tras su regreso a Bogotá desde Caracas, donde se entrevistó el viernes con el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Aunque no explicó cómo funcionarían esas llamadas "bases de paz", la idea es que una de ellas se establezca en Sucumbíos, en Ecuador.

El Gobierno de Correa rompió relaciones diplomáticas con Bogotá en marzo de 2008, luego de que el Ejército colombiano abatiera al entonces número dos de las Farc, alias "Raúl Reyes", en un bombardeo a un campamento guerrillero establecido en Ecuador.

De otro lado, Córdoba, una de las cabezas visibles del colectivo Colombianos y Colombianos por la Paz, dijo que ese movimiento trabaja en iniciativas creativas para proponer a las Farc una posible liberación de todos los secuestrados en poder de esa guerrilla.

Sin embargo, aclaró que por "ahora todo está en borrador".

En cuanto a los secuestrados en poder de los rebeldes, dijo que las pruebas de vida de algunos de ellos ya están en Bogotá, pero que por problemas logísticos no han podido entregarse.

Indicó que las entregas de esas pruebas, de las que no conoce su número, se producirán en los próximos días y de forma fraccionada, atendiendo a que las familias de los secuestrados están en diferentes partes del país.

Tras la huida de varios políticos, las liberaciones unilaterales y el rescate de varios rehenes, entre ellos la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt y tres contratistas norteamericanos, las Farc redujeron su grupo de canjeables a 24 policías y militares.

Los rebeldes le piden al Gobierno colombiano un canje en el que ellos liberen a esas personas y el Gobierno haga lo mismo con medio millar de presos, petición que ha sido rechazada por el presidente Álvaro Uribe.

En cuanto a la directriz del Gobierno colombiano en la que recuerda que el manejo de las relaciones internacionales son exclusivas del presidente de su canciller, la senadora Córdoba dijo que sus acciones y las de otras personas no suponen una diplomacia paralela, en referencia a su visita de ayer a Chávez.

"La paz es un derecho constitucional de obligatorio cumplimiento", sostuvo Córdoba, quien agregó: "Haremos todo lo necesario para que se den escenarios de paz entre los países hermanos y contribuir sin tratar de abrogarnos funciones gubernamentales que no tenemos".

Temas relacionados

 

últimas noticias