Gobierno niega criminalización denunciada por indígenas ante ONU

El Ministerio de Interior dice que se intentan desconocer los avances visibles en las relaciones con los pueblos indígenas.

El Gobierno colombiano negó hoy haber "criminalizado" a los pueblos indígenas del país, en respuesta a denuncias hechas esta semana ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) por representantes de esas comunidades, y ratificó su disposición al diálogo y a la concertación.

"En ningún momento se ha criminalizado a los pueblos indígenas por parte del Gobierno nacional y, de hecho, no cursa una sola investigación contra pueblo indígena alguno" , sostiene un comunicado del Ministerio de Interior y Justicia.

El texto agrega que el Gobierno "manifiesta de manera permanente y notoria su disposición al diálogo y la concertación con las organizaciones, pueblos y autoridades indígenas, y lo reitera de manera pública".

Esta semana, en el marco de la sesión anual en Ginebra del Consejo contra la Discriminación Racial de la ONU, representantes de varias organizaciones indígenas de Colombia denunciaron que con el Gobierno de Álvaro Uribe no ha mejorado su situación.

"Con el Gobierno de Uribe no hemos visto avances, más bien al revés: criminalización de los pueblos indígenas y leyes anticonstitucionales" , comentó Luis Evelis Andrade, consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

"Lo único que vemos es impunidad. El Gobierno no ha abierto ni una sola investigación por los 64 indígenas asesinados por los distintos grupos armados en lo que va de año" , enfatizó Andrade.

También preocupa a los indígenas colombianos, tal como expusieron ante la ONU, que el Gobierno permita a empresas nacionales y extranjeras "apropiarse" de sus territorios, y que no se les proporcione la protección y ayuda suficiente.

En respuesta, el Ministerio del Interior recuerda en el comunicado divulgado hoy que "Colombia ha reconocido un 30 por ciento de su territorio nacional a los indígenas bajo la figura de resguardo, por lo que no es exacto decir que se les quiera arrebatar su territorio".

Sobre la falta de protección denunciada, el ministerio afirma que a partir de septiembre "se diseñarán 34 planes de salvaguarda para los pueblos indígenas desplazados o en riesgo de desplazamiento".

El Gobierno no entiende por qué "se intentan desconocer los avances visibles" en las relaciones con los pueblos indígenas logrados "a través de una fluida interlocución" , concluye el documento.

El relator de la ONU para los pueblos indígenas, James Anaya, estuvo recientemente de visita en Colombia y alertó de que en este país la situación de los derechos de esas comunidades "es grave, crítica y profundamente preocupante" .