Reader's Digest se declarará en quiebra para reestructurar su deuda

Es una de las mayores editoriales de libros y revistas del mundo.

Reader's Digest Association, una de las mayores editoriales de libros y revistas del mundo, anunció hoy que prevé declararse en quiebra para llevar a cabo una reestructuración de sus actividades en Estados Unidos bajo supervisión judicial.

La compañía explicó en un comunicado que ha llegado a un principio de acuerdo con una mayoría de sus principales acreedores acerca de un plan para reducir su deuda de manera significativa y fortalecer su situación financiera de cara al futuro.

El plan incluye el intercambio de una parte sustancial de los 1.600 millones de dólares que tiene de deuda garantizada, por una participación en su capital, lo que supone que la propiedad de la empresa pasará a ese grupo prestatario.

Reader's Digest precisó además que ha optado por no pagar los 27 millones de dólares en intereses que debía abonar este lunes relacionados con deuda que vence en 2017 y que recurrirá al periodo de gracia de 30 días que tiene para seguir negociando con sus acreedores.

El principio de acuerdo también permite acogerse de forma voluntaria y en términos ya negociados con los acreedores al amparo que le ofrece el Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos, para proceder a reestructurarse.

Después de haber conseguido 150 millones de dólares en préstamos nuevos para mejorar su liquidez, la empresa prevé salir de ese proceso con una deuda de 550 millones de dólares, lo que representaría una reducción del 75% respecto a los 2.200 millones actuales.

La declaración de quiebra sólo afectará, según precisó la firma, a sus operaciones en Estados Unidos y no a las que realiza en otros mercados internacionales, incluidos los de América Latina y Europa.

En marzo de 2007, Reader's Digest pasó a ser propiedad de un grupo de inversores liderado por Ripplewood Holdings, en una operación que se valoró en 2.400 millones de dólares al anunciarse el acuerdo unos meses antes
La editorial comercializa libros, revistas, música, vídeos y productos educativos en 78 países y llega a unos 130 millones de consumidores, según datos de la empresa.