Lula y Calderón insisten en que Zelaya debe regresar "de inmediato" al poder

El mandatario brasileño advirtió que es preciso actuar con urgencia en el marco de las resoluciones de la Organización de Estados Americanos.

Los jefes de Estado de México, Felipe Calderón, y de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, reiteraron su apoyo al presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, y que éste debe volver al poder "inmediatamente y sin condiciones".

América Latina "tiene el desafío impostergable de contribuir para que la democracia en Honduras sea restaurada", declaró Lula en una rueda de prensa junto a Calderón, quien hoy concluye una visita oficial a Brasil.

El mandatario brasileño subrayó las coincidencias entre todos los países latinoamericanos y citó que, en el caso particular de Brasil y México, ambas naciones "han tomado una posición firme en favor del retorno inmediato e incondicional del presidente Manuel Zelaya a Tegucigalpa".

Lula advirtió de que es preciso "actuar con urgencia en el marco de las resoluciones de la Organización de Estados Americanos (OEA)", que ha exigido la restitución del gobernante depuesto, y de las "convicciones democráticas", pues "no se puede tolerar ni transigir con atentados contra el orden constitucional".

Apuntó que "esa es una lección" que los países de América Latina han "aprendido a lo largo de duras décadas de luchas para recuperar la libertad", por lo que ahora deben expresarse en términos de "solidaridad democrática".

A su turno, el presidente de México indicó que en la reunión privada que tuvo con Lula fue "largamente conversada" la situación de Honduras tras el golpe de Estado del pasado 28 de junio y que han acordado reafirmar su apoyo a "todas las gestiones diplomáticas" que se realicen en búsqueda del retorno de Zelaya al poder.

"Refrendamos nuestra exigencia del restablecimiento del orden constitucional" en Honduras y de la vuelta al poder del "presidente elegido por los hondureños", subrayó Calderón.

El pasado 28 de junio, Zelaya fue sacado por la fuerza de su país por los militares y destituido por el Congreso, que nombró en su lugar a Roberto Micheletti, hasta entonces presidente del Legislativo.

 

últimas noticias

El voto electrónico en Brasil

La bodega de la muerte en México