Trabajadores de Línea 123, desesperados por bromistas

En 2008 y en lo que va de este año se han registrado más de 6,5 millones de llamadas malintencionadas.

Los funcionarios que trabajan en la Línea 123 piden que se impongan drásticas sanciones a quienes llaman a realizar bromas, pronunciar palabras obscenas, o reportar falsos casos de urgencias o emergencias.

Entre julio y diciembre de 2007 el Sistema registró 2’646.998 llamadas maliciosas, es decir, el 34 por ciento del total de los reportes hechos por la ciudadanía a la Línea en el mismo período. En 2008 hubo 5’346.679, correspondientes al 22.9 por ciento del total de las llamadas. En 2009 (Enero-Junio) 1’167.215, es decir, el 12.5 por ciento del total de los reportes.

Las llamadas malintencionadas a la línea de emergencias causan excesivos gastos al Sistema, quitan tiempo al personal, congestionan las comunicaciones y se pone en peligro la vida de personas que requieren del servicio.

José Santos Cogua Moreno, coordinador general del Número Único de Seguridad y Emergencias, advirtió sobre la urgente necesidad de crear una norma que sancione a los bromistas y explicó que para recibir atención se debe marcar únicamente 123 y no anteponer ningún asterisco.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias