Manuel Zelaya niega amenazas de muerte a presidente de Honduras

El depuesto presidente de Honduras dijo que esas supuestas intimidaciones a Roberto Micheletti son “fantasmas”.

Zelaya dijo que la acusación del mandatario interino, Roberto Micheletti, de que recibió amenazas de muerte contra él y su familia son parte de los “fantasmas” que lo llevaron a tomar el poder.  

Micheletti, sentado en la silla presidencial desde que militares sacaron a Zelaya a punta de fusil de su casa y lo trasladaron a Costa Rica hace casi dos meses, dijo el lunes que debió estrechar su seguridad tras ser amenazado de muerte, sugiriendo que provinieron de partidarios de Zelaya.  

“Los supuestos del señor Micheletti creo que circulan más bien en sus fantasmas que lo han llevado a cometer este error contra los hondureños”, afirmó a periodistas Zelaya al ser consultado sobre los comentarios de Micheletti.   “Los que están con los rifles, con la fuerza de las armas, son los golpistas que él encabeza”, agregó en el Palacio de Gobierno de Lima, donde se reunió por cerca de una hora con el presidente peruano, Alan García.  

Al denunciar las amenazas, el mandatario interino no precisó su procedencia ni los medios por los que fueron realizadas, pero sugirió que provinieron de simpatizantes de Zelaya.   El derrocado mandatario realiza un periplo por Latinoamérica -en el que visitó recientemente Chile, Brasil y México- para que los líderes de la región mantengan su rechazo al Gobierno de facto y rechacen la legitimidad de una eventual elección.  

Por otro lado, Zelaya aseguró que el retorno a su país es “inminente” porque no puede vivir “desterrado”, aunque reiteró que desea hacerlo en forma pacífica.   A pesar de que el golpe de Estado ha sido condenado por la comunidad internacional, el Gobierno interino no ha cedido en su posición de avalar la legalidad de la salida de Zelaya y cuenta con el apoyo de empresarios, la Iglesia y varios grupos políticos.  

Las negociaciones que buscan una salida a la crisis política están estancadas, mientras que el Gobierno interino rechaza que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, forme parte de una misión mediadora que busca reflotar el Acuerdo de San José propuesto por el presidente costarricense, Oscar Arias.

 

Temas relacionados
últimas noticias