OEA no logra acuerdo sobre regreso de Zelaya

El actual gobernante de facto en Honduras, Roberto Micheletti, sigue desafiante.

Una comisión de cancilleres de países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) terminó el martes una visita a Honduras sin lograr un acuerdo para el regreso del depuesto presidente Manuel Zelaya, mientras que el gobernante de facto, Roberto Micheletti, mantuvo su actitud desafiante.

"Este es un país soberano, aquí nadie puede venir a imponernos absolutamente nada", reiteró Micheletti en una reunión con la comisión de cancilleres y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, en la Casa Presidencial.

"La comisión lamenta que en esta ocasión no se haya logrado obtener el respaldo al Acuerdo de San José", indicó el canciller de Costa Rica, Bruno Stagno, al leer una declaración al término de la misión, que comenzó ayer, lunes.

La delegación hizo un llamamiento "a todos los sectores de la sociedad hondureña a considerar favorablemente la suscripción del Acuerdo de San José que, a su juicio, contiene los elementos necesarios para el diálogo y la reconciliación, para la restauración del orden constitucional y el estado de derecho".

"Y para la pronta reintegración de Honduras a la comunidad hemisférica", agregó.

El Acuerdo de San José, promovido por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, incluye el regreso condicionado de Zelaya, un gobierno de unidad y reconciliación nacional, adelanto de las elecciones, amnistía política, una comisión de la verdad y verificación internacional, entre otros puntos.

La declaración añade que "se lograron avances" durante la visita, pero reconoce que "aún no existe la disposición para la aceptación plena del Acuerdo de San José por parte del señor Micheletti y sectores que le son afines".

"La mayoría de los actores expresó su conformidad con los fundamentos" del acuerdo, aunque "muchos" manifestaron "preocupaciones en torno al mismo", refiere el texto, que menciona las "reservas" de instituciones del Estado sobre la amnistía y el regreso de Zelaya.

"La comisión considera imprescindible el pronto retorno a la normalidad democrática que garantice a todos los hondureños seguridad, prosperidad y desarrollo", agrega.

Los cancilleres reiteran en su declaración "la necesidad de aprobar el Acuerdo de San José, dado el inminente inicio de la campaña electoral", el próximo día 31, para los comicios generales que tendrán lugar el 29 de noviembre.

La comisión también insta "a todos los actores para que, en aras de establecer un ánimo de consenso, se abstengan de hacer declaraciones o expresar opiniones que sean contrarias al espíritu del Acuerdo de San José".

Durante la reunión en la Casa Presidencial, Micheletti reiteró su rechazo a la reinstalación de Zelaya y dijo que está dispuesto a enfrentar las "consecuencias graves" que ello tenga para su Gobierno.

El Parlamento designó a Micheletti para sustituir a Zelaya luego de que éste fuera derrocado el pasado 28 de junio.

Micheletti reafirmó que el 29 de noviembre "van a haber elecciones, nos reconozcan los países del mundo o no nos reconozcan".

Reiteró, asimismo, que no hubo golpe de Estado contra Zelaya, sino una "sustitución constitucional".

"Ningún presidente de ningún poder del Estado tiene el derecho de hacer lo que se pretendía hacer en nuestro país", dijo, en alusión a que Zelaya pretendía celebrar, el día que lo derrocaron, una encuesta para promover una Asamblea Constituyente aunque esa iniciativa había sido declarada ilegal por varios órganos estatales.

El encuentro de hoy fue el primer contacto directo entre Micheletti y representantes de la OEA, que suspendió la participación de Honduras en el organismo interamericano, el pasado 4 de julio, como respuesta al golpe de Estado.

Durante su visita de dos días, la delegación se reunió con autoridades locales, sectores políticos, sociales, empresariales, religiosos y otros, algunos afines al Gobierno de Micheletti y otros a Zelaya.

La misión fue compuesta por el secretario de Estado de Canadá para Asuntos Exteriores en el continente americano, Peter Kent; y los cancilleres de Argentina, Jorge Taiana; Costa Rica, Bruno Stagno; Jamaica, Kenneth Baugh; México, Patricia Espinosa; y Panamá, Juan Carlos Varela, además de Insulza, como observador.

últimas noticias