Delegación del Polo viaja a Quito para entrevistarse con Correa

El senador Jaime Dussán, explicó que espera "tener un diálogo abierto, sincero y franco".

Una delegación del partido Polo Democrático Alternativo (PDA), viajó a Quito para analizar con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, el estado de las relaciones entre ambos países, rotas en marzo de 2008, y otros asuntos.

El presidente de esa formación, el senador Jaime Dussán, explicó a la emisora RCN que espera "tener un diálogo abierto, sincero y franco" en el encuentro que tendrá con Correa esta misma tarde.

Se trata de "conocer las opiniones" del mandatario sobre el polémico acuerdo militar entre Bogotá y Washington, cuestionado por varios países de Suramérica, y sobre el bombardeo colombiano del 1 de marzo de 2008 de un campamento de las FARC ubicado en Ecuador, indicó.

Quito rompió las relaciones diplomáticas con Bogotá a raíz de ese ataque, en el que murió el entonces número dos de la guerrilla de las Farc, Luis Édgar Devia, alias 'Raúl Reyes'.

"Somos países hermanos" , enfatizó el senador al recordar que recientemente el presidente colombiano, Álvaro Uribe, volvió a pedir perdón a Correa por ese bombardeo y que eso "puede llevar a un mayor entendimiento" entre ambas naciones.

Otro de los objetivos del viaje, según Dussán, es hablar de las relaciones comerciales bilaterales, que se han ido deteriorando desde la ruptura diplomática del año pasado.

El político opositor dijo que quiere evaluar también con Correa los temas que se abordarán en la reunión extraordinaria de presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) convocada para este viernes en el sur de Argentina para debatir el acuerdo por el que militares estadounidenses podrán usar hasta siete bases en Colombia.

El presidente del PDA viajó a Quito acompañado por el secretario general del partido, Carlos Bula Camacho, y por el senador Alexander López, miembro de la comisión de relaciones internacionales.

A principios de agosto, varios miembros del Polo Democrático Alternativo visitaron también al presidente venezolano, Hugo Chávez, en Caracas para intentar buscar salidas a las nuevas tensiones bilaterales.